El Servicio de Cirugía Plástica de Hospital Quirónsalud Torrevieja se encarga de reconstruir deformidades y corregir deficiencias funcionales mediante la transformación del cuerpo del paciente, ya sean congénitas, adquiridas, tumorales o involutivas. La finalidad es que el paciente que ha nacido con un defecto congénito o ha sufrido un accidente que le ha hecho perder la función, alcance la normalidad tanto en su aspecto como en la funcionalidad de su cuerpo. También permite brindar la mejoría estética al remodelar cuerpos para hacerlos más bellos.

El Servicio de Cirugía Plástica colabora estrechamente con el resto de Departamentos de Quirónsalud Torrevieja para la corrección de sus específicas necesidades reconstructivas: reparación de heridas, cirugía oncológica cutánea, tratamiento de quemaduras, microcirugía reparadora o la reconstrucción de diversas zonas (mamas), entre otras.

El Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Quirónsalud Torrevieja cumple con todas las recomendaciones de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y se ha dotado de unos criterios de excelencia que marcan el nivel de calidad de todos y cada uno de los procedimientos y materiales que se emplean para ofrecer a nuestros pacientes el mejor servicio posible. Este servicio forma parte también de la Unidad de Mama. Cabe destacar el tratamiento especial de Lipoescultura, que permite la cirugía estética corporal con técnicas mínimamente invasivas y sin anestesia general.

El Hospital Quirónsalud Torrevieja pone a su disposición la:

Unidad de Cirugía Modeladora:

Una técnica quirúrgica de alta precisión que utiliza la tecnología probada más avanzada, permite remodelar la silueta, reducir la celulitis y atenuar la flaccidez. Durante el procedimiento se combina lo último en energía modeladora con el escáner corporal de nueva generación para el análisis del tejido graso y los dispositivos más avanzados contra la grasa antiestética. Este método evita las incisiones traumáticas, los puntos de sutura y las grandes cicatrices. El procedimiento tiene una duración media de una hora y treinta minutos. Generalmente, se realiza bajo anestesia local, no precisa hospitalización y permite reincorporarse al ritmo de vida habitual en 24h. Desde hace más de 40 años, distintas especialidades médicas y quirúrgicas utilizan la energía con fines diagnósticos y curativos. Los procedimientos que emplean la energía son más precisos y provocan un menor traumatismo en la zona tratada. El uso de la energía permite, por ejemplo, acceder al interior de un órgano enfermo sin necesidad de abrirlo y explorar o reparar una lesión.

En el campo de la cirugía estética se emplean distintos tipos de energía para disolver las acumulaciones de grasa que ocasionan alteraciones estéticas en zonas determinadas del cuerpo. De esa forma, es posible remodelar la silueta y reducir la celulitis.

Las clases de energía más utilizadas son la ultrasónica, la láser y la de radiofrecuencia. Dependiendo del caso se usa una forma u otra o se combinan entre sí. También pueden utilizarse junto con otros procedimientos de disolución de la grasa. Es factible aplicar energía desde el interior y el exterior del organismo. La energía, además de destruir grasa antiestética, provoca una contracción de la piel (efecto lifting) capaz de atenuar la flaccidez.

Cirugía estética facial: Rinoplastia, otoplastia, lifting facial, implante de mentón y pómulos, cirugía de párpados o peelings.

Cirugía mamaria:

  • Aumento o reducción de mamas y mastopexia. Tanto a partir de implantes como a través de tejidos propios del cuerpo lo que hace que la paciente pueda someterse a la vez a varias intervenciones de mejora.
  • Quirónsalud Torrevieja cuenta con una Unidad de Mama, servicio integral para el Cáncer de Mama. De este modo, los especialistas del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora trabajan conjuntamente con el equipo médico de la Plataforma de Oncología, liderada por el Dr. Brugarolas: Cirugía General y Oncología, Medicina Nuclear y el Servicio de Diagnóstico por la Imagen. Gracias a este trabajo multidisciplinar se permite, en un solo acto, realizar la reconstrucción mamaria de forma inmediata.

Cirugía corporal: Liposucción, abdominoplastia, lifting de brazos y muslos.

Cirugía plástica general: Corrección de cicatrices, quemaduras y tratamiento de heridas problemáticas.

Lipoescultura: La acumulación excesiva de grasa, localizada en unas zonas determinadas del cuerpo, puede provocar la aparición de irregularidades (celulitis) y desproporciones (papada, michelines, cartucheras, etc.). Cuando estas alteraciones estéticas no desaparecen con dietas o ejercicio físico ni con tratamientos cosméticos, estéticos o médicos, se recurre a la cirugía estética. Se trata de una técnica quirúrgica de alta precisión que utiliza la tecnología probada más avanzada, permite remodelar la silueta, reducir la celulitis y atenuar la flaccidez. Durante el procedimiento se combina lo último en energía modeladora con el escáner corporal de nueva generación para el análisis del tejido graso y los dispositivos más avanzados contra la grasa antiestética. Este método evita las incisiones traumáticas, los puntos de sutura y las grandes cicatrices.

La Unidad de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora ofrece tratamientos de Cirugía Facial, Corporal, Lipoescultura, Cirugía Plástica General y Cirugía Mamaria, para lo que cuenta con una unidad especializada que trabajo conjuntamente con la Plataforma de Oncología y que permite reconstruir la mama con los tejidos grasos de la propia paciente.