El Servicio de Oftalmología de Quirónsalud Torrevieja dispone de la Unidad de Cirugía Refractiva, y cuenta con un nuevo láser de avanzada tecnología que le permitirá disfrutar de una mirada perfecta. La Cirugía Refractiva se realiza para corregir los defectos de refracción del ojo y alcanzar una óptima visión sin el uso de gafa o lente de contacto. Se aplica en los casos de miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

Equipamiento: El Hospital Quirónsalud Torrevieja dispone de uno de los láseres más avanzados de la Cirugía Refractiva, el Zyoptix 100: diseña el tratamiento individual para aplicarlos en cada error visual, aunque sean muy leves. Rápido y prácticamente indoloro. Permite al cirujano examinar cada ojo para ver detalles que antes no podían apreciarse, planificar el tratamiento que pueda corregir errores de la vista individuales y en cada ojo, programar un láser con una combinación de haces más pequeños y más grandes para ofrecer un tratamiento preciso.

La operación: Se recomienda la intervención a partir de los 18 años y con una graduación estable de 1 año. Para permitir una recuperación más rápida de la actividad normal del paciente, se suelen operar los dos ojos a la vez.

Pasos a seguir:

  • Pedir cita con la consulta de Oftalmología.
  • La Unidad de Cirugía Refractiva realizará un estudio completo que incluye valoración del optometrista y el oftalmólogo.
  • Mediciones y controles, bajo microscopio, para determinar el estado de la córnea. Para esto es necesario que el paciente esté de 15 días a un mes sin lentes de contacto (producen cambios físicos sobre la superficie de la córnea, bien por el roce, por cambios en la hidratación o por pequeños edemas superficiales).
  • Topografía corneal computerizada: prueba que consiste en realizar un mapa topográfico de la superficie corneal.
  • Taquimetría corneal ultrasónica: prueba para determinar mediante Ultrasonidos el grosor exacto de la córnea.
  • Volver a comprobar la graduación exfacta del ojo.

Cómo se realiza la intervención: el tiempo aproximado es de 8 minutos cada ojo:

  • Se instila un colirio anestésico para insensibilizar la superficie de los ojos.
  • Se coloca un separador para los párpados y evitar cerrar su cierre involuntario.
  • Corte de la lámina corneal.
  • Comienza la aplicación láser que oscila entre 30 y 50 segundos.
  • Recolocación lámina corneal.

Cuándo se recupera la visión: Con las nuevas técnicas la recuperación es muy rápida, aunque en las primeras horas la visión es normalmente borrosa. En ocasiones, con graduaciones muy altas, puede ser necesaria una segunda intervención para ajustar el resultado. Otras veces hay que combinar esta técnica con el implante de lentes intraoculares. La elección del tipo de intervención dependerá del criterio del cirujano y de las características del paciente.