Patología de Cadera del Adulto Jóven

Son dos las patologías de cadera que afectan de forma mas frecuente al adulto jóven y cuyo conocimiento es necesario para establecer un diagnóstico de sospecha y solicitar las pruebas complementarias necesarias para su confirmación.

  • Síndrome femoroacetabular
  • Displasias de cadera

SÍNDROME FEMOROACETABULAR

El mecanismo responsable de la artrosis de la cadera no displásica ha sido desconocido durante muchos años. Sin embargo hay evidencias clínicas que relacionan el pinzamiento femoroacetabular con una artrosis precoz de cadera.

El síndrome femoroacetabular es un conflicto que ocurre entre el fémur proximal y el reborde acetabular, debido a anormalidades morfológicas que afectan al acetábulo, al fémur proximal o a ambos. El conflicto mecánico que se repite ocurre durante el movimiento, particularmente la flexión y rotación interna, pudiendo producir lesiones en el labrum acetabular, e incluso más serias a nivel del cartílago acetabular adyacente.

Tipos de Síndrome Femoroacetabular

Se distinguen dos tipos:

El primero, llamado tipo CAM, es causado por una anormalidad de la cabeza femoral, que un abultamiento o joroba en la zona de transición entre cabeza y cuello femoral, y que en los movimientos de flexión choca contra el borde anterosuperior del acetábulo, provocando una lesión en el cartílago articular del acetábulo y en el labrum acetabular.

El segundo tipo es el llamado PINCER, en el cual la cabeza femoral es morfológicamente normal y es en el acetábulo donde está la alteración que provoca el conflicto. Esta alteración puede ser de dos tipos, una sobrecobertura global de la cabeza femoral o coxa profunda, o bien una sobrecobertura anterior de la cabeza femoral que es lo que ocurre en la retroversión acetabular. En ambas situaciones la primera estructura que se lesiona aquí es el labrum acetabular, si persiste el conflicto se alterará secundariamente el cartílago acetabular, siendo esta lesión más circunscrita y menos agresiva que la que aparece en el tipo CAM. El tipo PINCER se ve más en mujeres de mediana edad, mientras que el tipo CAM se ve más en varones jóvenes.

  • Tratamiento conservador

El tratamiento conservador consiste en la restricción de la actividad deportiva y de aquellos movimientos forzados de la cadera.
La persistencia de los síntomas, así como la evidencia mediante RNM de lesión labral o condral en la cadera, hacen necesaria la cirugía.

  • Tratamiento quirúrgicoEn la zona acetabular, la local o global sobrecobertura, será tratada mediante osteoplastia del excesivo reborde acetabular o por reorientación del acetábulo mediante una osteotomía periacetabular. En la cara femoral, la anesfericidad de la cabeza femoral causante del conflicto, se tratará mediante una osteoplastia del hueso sobrante a nivel de la cabeza-cuello femoral.

Osteoplastia acetabular

En casos de sobrecobertura anterior, se debe realizar una osteoplastia del reborde acetabular anterosuperior, para ello el labrum acetabular debe ser previamente movilizado. Una vez que el labrum ha sido desinsertado del hueso en el reborde anterosuperior del acetábulo, mediante un escoplo se retira el hueso sobrante del acetábulo causante del pinzamiento femoroacetabular. El área de cartílago dañado en la zona anterosuperior de la cavidad acetabular debe ser incluida en la resección.

Displasia de Cadera

El término displasia de desarrollo de la cadera (DDH) engloba alteraciones en la forma de cabeza del fémur, del acetábulo (donde encaja en la pelvis) o de ambos que pueden provocar problemas de desarrollo y estabilidad de la articulación. La articulación de la cadera se desarrolla sin una correcta relación anatómica entre la cavidad acetabular y la cabeza femoral derivando en la edad adulta en alteraciones funcionales de la cadera, coxartrosis secundaria o dolor de cadera (coxalgia). Anteriormente se utilizaba el término "luxación congénita de cadera" pero se ha sustituido por el de displasia ya que no todas las caderas se encuentran luxadas al nacimiento ni todas evolucionan hasta la luxación.

Según el desplazamiento de la cabeza femoral en relación con el acetábulo y el desarrollo secundario de coxartrosis la displasia de cadera queda clasificada en la edad adulta según la clasificación de Hartofilakidis:

Tipo A: Se mantiene relación y contacto entre la cabeza femoral y el acetábulo

Tipo B: La cabeza femoral y el acetábulo mantienen mínimo contacto

Tipo C: Pérdida completa de relación entre cabeza femoral y acetábulo

Según el tipo de Displasia de Cadera, el desarrollo de coxartrosis secundaria y la edad del paciente son diversas las intervenciones quirúrgicas que pueden practicarse sobre este tipo de patología

  1. Osteotomías femorales: Su objetivo será redireccionar la cabeza femoral para mejorar su contacto con el acetábulo. Indiada principalmente en pacientes jóvenes con escaso desarrollo Artrósico
  2. Osteotomías Pélvicas: Se realizan cortes pélvicos que permitirán reorientar el acetábulo sobre la cabeza femoral. Actualmente la osteotomía pélvica de mayor uso será la "Triple Osteotomía".
  3. Prótesis de cadera: Se utilizarán en caso de coxartrosis avanzada secundaria a la displasia. Su dificultad será mayor en los casos de displasia grave. Se trata de intervenciones de alta dificultad técnica donde utilizamos modelos protésicos complejos que permitan corregir las deformidades presentes. En ocasiones será preciso realizar osteotomías de acortamiento femoral con el objetivo de implantar correctamente la prótesis de cadera.