Cáncer de útero: tras el cáncer de mama y los tumores colorrectales, es el tercero en incidencia entre las mujeres, la mayor parte de ellos diagnosticados tras la menopausia. Entre los factores de riesgo destacan la obesidad, una menopausia tardía o la ausencia de embarazos.

Cáncer de cérvix uterino: a pesar de la vacunación existente, existen casos de este tipo de cáncer debidos, sobre todo, a infecciones por el papiloma virus, transmitido por contacto sexual. El cumplimiento de las campañas de diagnóstico precoz y las medidas de autoprotección de cada paciente son fundamentales en su prevención.

Cáncer de ovario: en España se detectan anualmente más de 3000 casos de cáncer de ovario. Los signos y síntomas de la enfermedad son muy inespecíficos, lo que provoca que en más del 70% de los casos el diagnóstico se realice ya en etapas avanzadas.