¿Qué es el contacto piel con piel?

  • El contacto piel con piel consiste en colocar al recién nacido en el momento del nacimiento sobre la piel de su madre.
  • No se seca, se tapa con toalla y se coloca un gorro.
  • No se separa en ningún momento de la madre.
  • Se realizan todos los controles sobre su madre.

¿Y para qué?

  • Porque se ha demostrado que mejora notablemente las constantes vitales. El recién nacido pierde menos temperatura, su frecuencia cardíaca se normaliza antes al seguir escuchando el latido de tu corazón y el nivel de azúcar se regula.
  • Está más tranquilo y seguro.
  • Favorece la lactancia materna y el buen agarre.
  • Porque es favorable para su desarrollo neurológico, psicológico y sobretodo emocional, ya que se crea un vínculo irrompible.

¿Cuándo lo hacemos en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales?

Siempre, aunque, si la madre no está en condiciones físicas o vitales, por ejemplo en las cesáreas, el contacto piel con piel lo hace la pareja u otro familiar. Es vital para el bebé y necesario a nivel emocional para los padres. Servir de incubadora para calentar a tu hijo es maravilloso.

¿Se puede hacer aunque el bebé vaya a ser alimentado con biberón?

Por supuesto, se establece el mismo vínculo y tu bebé se va a sentir muy feliz.

¿Cuánto tiempo dura este primer contacto?

Mínimo dos horas y hasta que se desee, no hay límites.