La cirugía es el tratamiento más común y más eficaz para el cáncer colorrectal


  • Laparoscopia: El cáncer de colon puede extirparse con la ayuda de un tubo delgado luminoso (laparoscopioEste enlace se abrirá en una ventana nueva). Tres o cuatro cortes pequeños se hacen en su abdomen. El cirujano ve dentro de su abdomen con el laparoscopio. El tumor y parte del colon sano son extirpados. Los ganglios linfáticos cercanos pueden también extirparse. El cirujano revisa el resto de su intestino y su hígado para asegurarse de que no se haya diseminado el cáncer.
Actualmente es la técnica de elección.
  • Cirugía abierta: El cirujano hace una herida grande en su abdomen para extirpar el tumor y parte del colon o recto sanos. Algunos ganglios linfáticos cercanos también son extirpados. El cirujano revisa el resto de su intestino y su hígado para ver si el cáncer se ha diseminado. Se indica cuando los tumores son avanzados y pueden extirparse por cirugía laparoscópica.
  • Cirugía Transanal Endoscópica (TAMIS/TEO/TATME): El cirujano es capaz por vía transanal de quitarle el tumor del recto con seguridad oncológica. Es una técnica muy novedosa y que se utiliza para los pólipos/tumores rectales bajos e incipientes. El postoperatorio es muy bueno y corto al no tener que quitar el recto.

Cuando se extirpa una parte de su colon o recto, el cirujano puede ordinariamente volver a conectar las partes sanas. Sin embargo, algunas veces no es posible volver a conectar las partes. En este caso, el cirujano crea un camino nuevo para que la materia fecal salga de su cuerpo. El cirujano hace una abertura (un estomaEste enlace se abrirá en una ventana nueva) en la pared del abdomen, conecta el extremo superior del intestino al estoma y cierra el otro extremo. La operación para crear el estoma se llama colostomíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Una bolsa plana se ajusta sobre el estoma para recolectar la materia fecal, y un adhesivo especial la mantiene en su lugar.

Para la mayoría de las personas, el estoma es temporal. Es necesario sólo mientras sana el colon o el recto de la cirugía. Cuando ya ha sanado, el cirujano vuelve a conectar las partes del intestino y cierra el estoma. Algunas personas, especialmente quienes tienen un tumor en la parte inferior del recto, necesitan un estoma permanente.

Las personas que tienen una colostomía pueden tener irritación de la piel alrededor del estoma. Su médico, su enfermera, o un estomaterapeuta pueden enseñarle cómo limpiar el área y prevenir la irritación y la infección.

El tiempo que toma en recuperarse después de la cirugía es diferente para cada persona. Usted puede sentir incomodidad los primeros días. Las medicinas pueden ayudarle a controlar el dolor. Antes de la cirugía, usted deberá consultar el plan para controlar el dolor con su médico o enfermera. Después de la cirugía, su médico puede hacer ajustes a ese plan si usted necesita más alivio.

Es común sentir cansancio o debilidad por un tiempo. También, la cirugía algunas veces causa estreñimiento o diarrea. Su equipo de atención médica le vigilará por signos de sangrado, infección u otros problemas que requieran atención inmediato.

Jefe de Servicio: Dr. Blas Flor LorenteBlas Flor LorenteBlas Flor Lorente Este enlace se abrirá en una ventana nueva.