Como servicio central, la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos complementa la oferta global de Hospital Quirónsalud Valencia en el campo de la Pediatría y Neonatología. Nuestra unidad garantiza el seguimiento intensivo con máximo soporte y apoyo en situaciones de urgencia- gravedad médica, atendiendo a los pacientes en caso de patología pediátrica, intervención quirúrgica o patología neonatal, independientemente de la edad gestacional y del peso al nacer.


El diagnóstico prenatal, el seguimiento y prevención durante el embarazo y el parto junto con los cuidados proporcionados por la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales permiten un seguimiento óptimo e integral adaptado a cada paciente y en cualquier circunstancia. Para ello a Unidad cuenta con personal altamente cualificado, incluyendo neonatólogos, médicos intensivistas pediátricos y personal de enfermería con presencia las 24 horas del día, asimismo dispone de dotación tecnológica de última generación, que permite el seguimiento y tratamiento óptimo de neonatos y pediátricos independientemente de la patología que presenten.

La Unidad de Cuidados Intensivos cuenta con el apoyo importante e innovador de servicios como Diagnóstico por Imagen / Radiología, Unidad de Sueño, Neurofisiología, Laboratorio y Microbiología que le permiten, a su vez, ofrecer apoyo a las diferentes especialidades quirúrgicas.

La Unidad de Pediatría Quirón, como complemento de su Unidad de Cuidados Intensivos, organiza y estructura el seguimiento multidisciplinar posterior en niños con alto riesgo neurológico ( p.e. niños prematuros ) en sus consultas, siempre en búsqueda de continuidad en el tratamiento y seguimiento óptimos con la finalidad de facilitar a nuestros pacientes y su entorno un futuro saludable. Para ello, se estimula la comunicación entre los distintos profesionales y especialidades y se potencia la formación continuada. Fruto de ello es, por ejemplo, la Comisión de Perinatología integrada por obstetras, matronas, neonatólogos y enfermería cuyo objetivo es optimizar resultados, una mejor orientación diagnóstica y actitud terapéutica con el fin de mejorar el pronóstico y bienestar de nuestros pacientes y su familia.