¿Duermes mal?

¿Roncas al dormir o lo hace tu pareja, familiar o amigo?

¿Notas inquietud en las piernas, que no te deja dormir?

¿Te duermes durante el día?

¿Viajas a menudo y sufres mucho el jetlag?

¿Eres sonámbulo o tienes un familiar o amigo que lo es?

¿Trabajas de noche y no consigues descansar bien?