• Tumores benignos y malignos. Monitorización intraoperatoria del nervio facial.
  • Patología litiásica.