DEBE SABER

  • Consideraremos que un niño está estreñido cuando hace las deposiciones muy duras, o no defeca de forma asidua. No es preciso que se realice deposición de forma diaria.
  • El ritmo y la consistencia de las deposiciones varían de un niño a otro. No debemos preocuparnos si tenemos un hábito más o menos establecido y si el niño se encuentra bien.
  • Las posibles causas de padecer estreñimiento pueden ser una dieta o hábitos diarios inadecuados (aguantarse de forma repetida las ganas de realizar deposiciones…).

RECOMENDACIONES PARA EL DOMICILIO:

  • Debemos de fomentar que el niño se siente en el lavabo durante 5-10 minutos todos los días, para crear
  • un hábito. Hacerlo preferentemente después de comer.
  • Para hacer que el ambiente sea agradable, podemos entretenerle con algún juego o libro.
  • No castigar si no quiere sentarse o tiene una actitud negativa.
  • Explicarle que no debe aguantarse las ganas de ir al baño cuando éstas aparecen.
  • Usar un orinal o adaptador y sobretodo apoyando los pies (nunca deben de quedar colgando).
  • Dieta: potenciar la dieta rica en fibra (fruta, verdura, pan con fibra, cereales…) y líquidos (agua, zumo).

DEBE EVITAR

  • Evite administrar al niño laxantes, enemas… sin consultar al pediatra.

SIGNOS DE ALARMA

El estreñimiento lo irá controlando su pediatra, pero debe acudir a urgencias en caso de que se produzcan las siguientes situaciones:

  • Si hay dolor o sangrado no forzar, acudir al médico.
  • El niño vomita de forma repetida, sin tolerar ni los líquidos.
  • Se encuentra decaído, apático, quejoso...

Para cualquier duda o consulta llame al 937 283 100