El servicio de Angiología y Cirugía Vascular de Hospital Quirónsalud Vitoria está especializado en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las enfermedades que afectan a los vasos del organismo: arterias, venas y linfáticos, con un especial énfasis en el diagnóstico y terapia mínimamente invasiva, favoreciendo el factor estético y la rápida recuperación del paciente.

A nivel venoso, la enfermedad más frecuente son las varices. El servicio de angiología y cirugía vascular de Quirónsalud Vitoria dispone de todas las técnicas existentes, empleando en cada caso la más adecuada, ya que no existe una sola que sirva para todo y optando siempre por la opción menos invasiva y con un mejor resultado estético. Este servicio fue pionero en España en el empleo del sistema de radiofrecuencia para el tratamiento de las varices (año 2004).

A nivel arterial, son muy habituales las lesiones de extremidades inferiores, aorta y carótidas. El servicio de Angiología y Cirugía Vascular de Quirónsalud Vitoria dispone de todas las técnicas quirúrgicas y endovasculares para tratarlas, así como de los medios diagnósticos y preventivos para mejorar al máximo los resultados.


SERVICIOS

  • Varices: medidas preventivas para disminuir su desarrollo. Diagnóstico no invasivo mediante Eco-Doppler. Tratamiento mediante todas las técnicas existentes, adaptadas a cada caso: escleroterapia líquida y con espuma, termoablación con radiofrecuencia, terapeútica endovascular mecánico-química Clari-Vein, estrategia CHIVA (conservadora de venas safenas), cirugía eco-guiada y cirugía convencional.
  • Trombosis venosa: tratamiento de la trombosis venosa profunda y de la tromboflebitis superficial, aplicando los procedimientos farmacológicos, los mínimamente invasivos y los quirúrgicos pertinentes, además de un diagnóstico no invasivo mediante ultrasonidos.
  • Lesiones arteriales de extremidades: en estenosis, oclusiones, traumatismos y aneurismas. Diagnóstico mediante medios no invasivos (Eco-Doppler, angioresonancia y angioTAC), y, si es necesario, angiografía por cateterismo. Tratamiento farmacológico, técnicas mínimamente invasivas endovasculares (angioplastias, stent, fibrinólisis, endoprótesis, etc.) y cirugía convencional (by-pass, injertos arteriales, plastias, etc).
  • Lesiones aórticas: especialmente aneurismas, efectuando el diagnóstico no invasivo mediante ultrasonidos, angioresonancia o angioTAC. Terapeútica mediante técnicas endovasculares, de menor riesgo, y cirugía convencional (resección e injerto arterial).
  • Lesiones de troncos suraaórticos: sobre todo carotídeas, que son la principal causa de infartos cerebrales. Diagnóstico no invasivo mediante Eco-Doppler y angioresonancia. Terapéutica endovascular con implante de stent a través de cateterismo y terapeútica convencional mediante endarterectomía carotídea.
  • Lesiones arteriales viscerales: especialmente arterias renales (riñones), mesentéricas (intestinales) y tronco celíaco (hígado, estómago y bazo). Diagnóstico mínimamente invasivo con ultrasonidos, angioresonancia y angioTAC. Terapeútica mínimamente invasiva mediante cateterismo, angioplastia y/o stent. Cirugía de by-pass si es preciso.
  • Malformaciones arteriovenosas (angiodisplasias): diagnóstico no invasivo mediante ultrasonidos y angioresonancia y terapeútica mínimamente invasiva (embolizaciones mediante cateterismo selectivo, espuma esclerosante), así como posibilidad de resección quirúrgica.
  • Úlceras en piernas: diagnóstico con Eco-Doppler; cultivo y antibiograma; tratamiento farmacológico; desbridamiento y curas locales con los productos más adecuados, así como la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento (plasma autólogo).
  • Fístulas arterio-venosas para hemodiálisis: necesarias para pacientes con insuficiencia renal crónica en tratamiento con hemodiálisis. Generalmente se desarrolla con anestesia local.
  • Pie diabético: diagnóstico no invasivo mediante Eco-Doppler y angioresonancia; cultivo y antibiograma de úlceras; curas locales; aplicación de plasma rico en factores de crecimiento (plasma autólogo) y revascularización, en caso necesario.
  • Problemas linfáticos: especialmente linfedema de extremidades inferiores, con diagnóstico no invasivo, medidas preventivas y tratamiento médico más adecuado.