La endomanga es un tratamiento que combate la obesidad y ayuda a perder peso. Consiste en realizar una reducción de estómago por vía endoscópica, sin incisiones ni cicatrices externas.

La intervención dura aproximadamente 45 minutos, bajo sedación y en régimen ambulatorio. Al ser una cirugía mínimamente invasiva tiene una rápida recuperación.

La endomanga está especialmente indicada en pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) entre 30 y 42, aunque pueden valorarse otros IMC para ver si es o no el tratamiento más adecuado para un paciente determinado.

A través de un dispositivo endoscópico específico se estrecha y acorta el estómago, haciendo una reducción de la capacidad hasta conseguir una tubulización del mismo. Esto hace que haya una mayor sensación de saciedad en las comidas y un mejor reparto de la ingesta calórica diaria.