NeurooncoNeuroonco

Máxima especialización para los tumores más exigentes
Se trata de la unidad más joven y, probablemente, la más exigente. El cáncer de cerebro representa el 2% del total de tumores primarios, pero hasta el 15% de las metástasis de otros tipos de cáncer como el de mama o pulmón. Y aunque su incidencia es baja, es uno de los tumores más temidos debido a su alto grado de mortalidad, cercano al 80%.

Un tipo de cáncer que suele afectar a personas de más de 60 años cuando se trata del tumor primario, pero también a pacientes de otras franjas de edad cuando se trata de tumores metastásicos. "Últimamente estamos asistiendo a un alto índice de tumores malignos del sistema central", observa el doctor Alberto Sáenz Cusí, director del Instituto Oncológico Quirónsalud Zaragoza.

"Haber conseguido poner en marcha un equipo multidisciplinar que incorpore todas las especialidades que intervienen en el tratamiento del cáncer cerebral y la radiocirugía intracraneal representa un hito para todo el equipo de Quirónsalud Zaragoza", asegura el doctor Ricardo Escó, jefe de la unidad de oncología radioterápica de Quirónsalud Zaragoza.

Así, la Unidad de Neurooncología Compleja está compuesta por un equipo de diez profesionales entre neurocirujanos, neurólogos, oncólogos médicos, oncólogos radioterápicos y físicos. Como explica el doctor Ricardo Escó, "es en la coordinación de todo el equipo donde reside su principal valor. Esta integracion entre oncología y neurooncología permite un enfoque completo de la patología y no solo arpximaciones parcelarias de cirugía, radioterapia o quimioterapia".

La tecnología más avanzada: radiocirugía

Además de contar con los profesionales y las técnicas más innovadoras en el ámbito quirúrgico, el hecho de que el Instituto Oncológico cuente con el acelerador lineal para la adminsitración de radioterapia más avanzado del mercado ha permitido incorporar la radiocirugía como una de las alternativas terapéuticas para el aboradaje de tumores cerebrales de difícil acceso.

"La radiocirugía permite aplicar altas dosis de radioterapia en zonas muy concretas donde se localiza el tumor mientras que las áreas sanas reciben muy poca radiación", explica el doctor Severiano Cortés, jefe del servicio de neurocirugía del Hospital Quirónsalud Zaragoza.

"Esta técnica cuenta con una precision en la administracion de la radioterapia menor de un milimetro, además de un sistema de TAC incorporado, que permite conocer la posición exacta del tumor y facilitar una radiación mucho más precisa, lo que evita la afección en tejidos sanos ", según el dcotor Ricardo Escó.

Además, el acelerador dispone de un sistema de inmovilizacion del paciente muy preciso, que permite explotar el ajuste submilimétrico del aparato, para lo que se aplica el metodo Montecarlo de cálculo de dosis; el mas exacto que existe.

Este tratamiento está indicado para ciertos tipos de tumores cerebrales malignos, pero también tumores benignos que pueden condicionar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes. En concreto, las metástasis cerebrales provocadas por otros tumores primarios- que sucede aproximadamente en el 15% de los casos-, el neurinoma del acústico y los meningiomas de difícil abordaje.


Equipo:

  • Neurocirugía