El cáncer digestivo se produce por tumores en el aparato digestivo, principalmente aquellos que afectan al estómago, páncreas, recto y colon.

La Unidad de cáncer digestivo del Instituto Oncológico de Quirónsalud Zaragoza cuenta con especialistas en aparato digestivo, cirujanos, anatomopatólogos, radiólogos, etc. que trabajan, como es habitual en el Instituto, de forma coordinada y multidisciplinar para proporcionar al paciente y a su familia la mejor atención desde el diagnóstico de la enfermedad hasta su curación o cronificación.

De los diversos tipos de cáncer digestivo que existen, el cáncer de colon es el más frecuente.

Gracias a los espectaculares avances terapéuticos en el tratamiento de cáncer de colon, en la mayoría de los casos en los que se detecta a tiempo, se logra si no la curación, una cronificación de la enfermedad, lo que arroja tasas altas de supervivencia a esta enfermedad.

Además, este equipo es pionero en el uso de las técnicas quirúrgicas más avanzadas en la exerción de lesiones colorrectales a través de intervenciones mínimamente invasivas, lo que favorece la recuperación del paciente y un postoperatorio más rápido y menos doloroso.


Cáncer de colon

El cáncer colorrectal es uno de los de mayor incidencia en España, con 44.937 nuevos casos estimados para este 2019, según la SEOMEste enlace se abrirá en una ventana nueva; con una tendencia ascendente imparable desde hace 25 años.

Población y factores de riesgo

Este tipo de cáncer es el segundo más frecuente tanto entre los hombres –por detrás del cáncer de pulmón– como entre las mujeres –por detrás del cáncer de mama–. En España se diagnostican 788 casos semanales, con una mortalidad de casi 300 casos semanales.

Los factores de riesgo en el cáncer de colon son la edad, los antecedentes familiares, los antecedentes personales de cáncer colorrectal, pólipos colorrectales y enfermedades inflamatorias del intestino; los síndromes hereditarios, el sobrepeso, la inactividad física, el consumo de ciertos alimentos, el tabaquismo, el consumo elevado de alcohol.

Prevención

La aparición del cáncer colorrectal está estrechamente ligada a la edad; más del 90% de los casos aparecen a partir de los 50 años. Las dietas ricas en fibra, el ejercicio físico diario y evitar el sobrepeso, son herramientas de prevención fundamentales que deben adquirirse desde épocas tempranas de la vida. Además, un 10% de los casos se relacionan con un riesgo genético claro y un 20% con mutaciones de naturaleza incierta.

Detección

La ausencia de síntomas en las primeras fases hace que la participación en programas de cribado resulte fundamental en pacientes de riesgo. A partir de los 50 años, conviene realizar revisiones periódicas y estar atento ante cualquier síntoma como la aparición sangre en heces. Gracias a la detección precoz, 9 de cada 10 casos de cáncer colorrectal se pueden curar.

Tratamiento

Habitualmente el tratamiento se basa en la extirpación quirúrgica del segmento colorrectal afectado seguido de la anastomosis (unión) de los dos extremos del colon. A veces conviene realizar algún tratamiento complementario antes y/o después de la cirugía (quimio-radioterapia).

El desarrollo de técnicas laparoscópicas ha reducido la agresión que la cirugía supone para el paciente, permitiendo una recuperación más rápida y reduciendo las posibles complicaciones derivadas de la cirugía.

El avance del tratamiento del cáncer de colon en los últimos años ha sido espectacular, en el peor de los casos se consigue una cronificación de la enfermedad y unas largas supervivencias.

Equipo: