Quirónsalud viste las paredes de la sala de espera de la Unidad de la Mujer, ubicada en la tercera planta del Hospital de Paseo Renovales, con obras de artistas aragonesas con el objetivo de mejorar la experiencia del paciente en el momento de la espera a través de la belleza y el colorido de las obras.

Esta iniciativa ha surgido gracias a la colaboración con la entidad zaragozana Believe in Art, cuyo objetivo es introducir la creación artística en el ámbito hospitalario con la intención de mejorar el día a día de los pacientes ingresados o las esperas en los centros, habitualmente más fríos e impersonales.

Durante el año 2019 el espacio ha estado decorado por estas dos obras:
La primera exposición corrió a cargo de la artista Coco Escribano, con su obra Vulcanas: 14 obras en témpera, acrílico y tinta china sobre papel, de estilo naíf y colorista, con su toque personal inconfundible, que ha recopilado de ilustraciones personales en las que la mujer es siempre la protagonista. "Me entusiasma poder trasladar y compartir ese optimismo y fortaleza en un espacio como un hospital, donde el color es mucho más necesario que en un museo o una galería. El arte tiene un poder mitigador muy importante que esperamos acompañe a las pacientes que pasen por aquí", afirma la artista.

VULCANASVULCANAS

Por su parte, la ilustradora aragonesa Rebeca Zarza preparó para el segundo semestre del año la obra Paisajes Oníricos, una exposición compuesta por veinte piezas inspiradas en la naturaleza y la perfecta mezcla de las distintas composiciones de colores y texturas que ofrece. Cada pieza, además, muestra esta naturaleza desde un punto de vista femenino con la mujer como protagonista de muchos de los cuadros y su esencia presente en todos ellos.

PaisajesOniricos1PaisajesOniricos1


En el año 2020 las protagonistas han sido Lorena Domingo y Natalia Royo

"En tu mirada", de Lorena Domingo ha sido la obra que ha decorado la Unidad de la mujer durante el primer semestre. Se trata de una muestra seleccionada expresamente con el objetivo de "mostrar una serie de diferentes trabajos y temas teniendo en cuenta el tiempo que el observador le dedica", explica la artista. "Ese tiempo reflexivo, pero en fuga, que forma una sinergia con el tema pintado y la forma en la que está trabajada la pintura".


IMG_5294_IMG_5294_


El broche final del año viene de la mano de Natalia Royo, con "mares de plástico", que tal y como explica su autora es una obra que refleja el estado actual de los mares y océanos, invadidos por los plásticos y basura que se acumula en ellos, y como la propia naturaleza está luchando contra ellos. Natalia ha elegido esta serie, inspirada en el mar, como un reflejo de lo que puede suceder hoy en día con nuestros cuerpos, "como, si conectamos de manera más consciente con la naturaleza podemos sentir esa calma para beneficio de nuestros cuerpos y mentes".

20201008_12182820201008_121828


El año 2021 comienza con la exposición "Nada crece allí"", de la ilustradora zaragozana Laura Alloza

Las obras plasman pensamientos e inquietudes que han acompañado a la autora en una etapa de su vida: "Las obras las realicé tras las experiencias vividas en un viaje a Irlanda. Un viaje en el cual el principal objetivo es conocerse a una misma, superar los miedos, tomar decisiones y al final generar una visión positiva al salir de la zona de confort", explica. La inspiración surgió en un primer momento de una frase del novelista Paulo Coehlo: "El barco está más seguro en el puerto; pero no es para eso para lo que se construyeron los barcos", detalla la autora.

Nada crece allí. Laura Alloza 2Nada crece allí. Laura Alloza 2