GASTRECTOMIA VERTICAL LAPAROSCÓPICA O TUBO GÁSTRICO

  • ¿En qué consiste la gastrectomía vertical?

Consiste en reducir el tamaño del estómago convirtiéndolo en una especie de tubo, lo que reduce el volumen de la ingesta, a través de 5 orificios de menos de 1 cm en el abdomen, introducimos las pinzas, la cámara, y las endograpadoras para poder realizar la intervención sin necesidad de abrir el vientre, sin cicatrices visibles. El resto del estómago sobrante se extrae a través del ombligo. No condiciona déficits nutricionales destacables a largo plazo si la calidad de la alimentación es adecuada.

  • ¿Para quién está indicado?

Está indicado en pacientes con IMC entre 35 y 45, con comorbilidades leves, y con facilidad para la cumplimentación dietética.

También puede emplearse como un primer tiempo en pacientes de alto riesgo quirúrgico o con un gran exceso de peso (IMC>55) para en un futuro próximo, tras reducir dicho riesgo y tras una gran pérdida de peso, asociar otro procedimiento malabsortivo. En numerosas ocasiones mejoran tanto los pacientes que ya no necesitan este segundo procedimiento.

  • ¿Cuándo se empieza a ver el efecto?

Condiciona una pérdida de peso especialmente durante los primeros 6 meses del postoperatorio y de más del 50% del exceso a largo plazo.

  • ¿Necesita seguimiento?

Necesita un control dietético posterior para enseñar al paciente a llevar una dieta sana, equilibrada y suficiente.

BYPASS GÁSTRICO LAPAROSCÓPICO

  • ¿En qué consiste?

Consiste en la reducción del tamaño del estómago (mucho más pequeño que el tubo gástrico) y la creación de un cortocircuito en la digestión, a través de 5 orificios de menos de 1 cm en el abdomen, introducimos las pinzas, la cámara, y las endograpadoras para poder realizar la intervención sin necesidad de abrir el vientre, sin cicatrices visibles. Esto provoca que los jugos digestivos se junten con los alimentos en un punto más avanzado de la digestión, lo que condiciona que parte de los mismos no se absorban, especialmente las grasas.

  • ¿Para quién está indicado?

En general, está indicada en pacientes con IMC>de 40, o >35 con comorbilidades. Especialmente IMC entre 45 y 55.

  • ¿Cuándo se empieza a ver el efecto?

La pérdida de peso más importante ocurre durante los primeros 6 meses, pero se prolonga hasta el año o año y medio de la intervención, momento en el que se estabiliza el peso.

  • ¿Necesita seguimiento?

Necesita un seguimiento dietético y nutricional a largo plazo. De lo contrario pueden aparecer anemia (falta de hierro), déficit de vitamina B12 y ácido fólico, falta de calcio o zinc, que pueden requerir tratamiento ocasionalmente.


La intervención y el postoperatorio de ambas operaciones transcurren con normalidad, y se da el alta a las 48 horas postoperatorias con buena tolerancia oral e información dietética para el cuidado domiciliario hasta las revisiones posteriores.

Salvo excepciones, los pacientes se recuperan bien de la anestesia y pasan a su habitación, sin necesidad de UCI.