Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Cuida tus pies en Verano

En verano los pies se resecan y agrietan más. Después de pasar varios meses tapados y protegidos por calcetines y zapatos, nuestros pies se ven expuestos de manera continua al sol y otros factores externos como el contacto directo con la superficie o el agua del mar.

Durante esta época con el calor, la humedad y el roce del calzado nuestros pies pueden verse dañados incluso afectar a nuestra pisada. El Servicio de Podología del Hospital Universitari General de Catalunya recomienda seguir algunos consejos para evitar lesiones, heridas, infecciones y el desarrollo de posibles patologías:

  • Si se sufren rozaduras se recomienda curar las heridas para evitar infecciones y cambiar de calzado para no agravarlas o que generen ampollas.
  • En el caso de las ampollas, es aconsejable explotarlas para retirar el líquido y curarlas con povidona yodada. Es importante no retirar la piel ya que es el mejor apósito para proteger la zona.
  • Limpiarnos bien los pies y secarlos de manera adecuada para evitar la acumulación de humedad y la aparición de hongos.
  • Hidratar los pies con cremas especificas para los pies. Se recomienda hacerlo antes de acostarse, aplicando un ligero masaje.
  • Usar chanclas en zonas y lugares públicos y comunes como vestuarios, duchas, piscinas etc.
  • Proteger los pies del sol mediante la aplicación de protectores solares, para evitar posibles quemaduras.
  • No abusar de las chanclas, y alternarlas con calzado cómodo para evitar posibles lesiones como esguinces, etc.
  • Cortar las uñas adecuadamente: darles forma recta sin tocar las esquinas

Además de estos sencillos consejos es importante acudir al podólogo al menos una vez al año para que pueda hacer una valoración del estado del pie y de las uñas, y realizar algunos tratamientos rutinarios como la deslaminación de durezas, la eliminación de callosidades, etc. Es importante mantener una buena higiene y acudir a profesionales para prevenir y tratar las posibles dolencias del pie.