Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Los especialistas instan a visibilizar las barreras y oportunidades de las personas con autismo, también en el ámbito sanitario, para favorecer su acceso a la educación y al empleo

Este viernes se celebra el Día Mundial del Autismo, sobre el que el Hospital Universitario Infanta Elena organizó una jornada virtual formativa

2021 03 31 (2)2021 03 31 (2)

  • El autismo es un problema neurológico que afecta a las áreas de la comunicación, la socialización y el comportamiento, suele manifestarse en las primeras etapas de la infancia, y aunque se desconoce mucho de su origen y no tiene cura, un diagnóstico y abordaje precoz son fundamentales para la evolución del afectado
  • Para las personas con TEA, el acceso a la educación y al empleo no es solo un derecho, sino también un factor clave para su calidad de vida, y la visibilización y superación de barreras, también en el ámbito sanitario, redunda positivamente en este objetivo, así como en el desarrollo de los afectados
  • Es necesario implementar estrategias específicas en el abordaje sanitario de estas personas para adaptar la asistencia a sus necesidades, como el desarrollo de circuitos preferentes, la disponibilidad de cuadernos de anticipación, la formación de distintos grupos profesionales sanitarios en aspectos concretos del manejo de estos individuos o el abordaje y coordinación multidisciplinar

Aunque no existe un censo oficial de casos a nivel nacional -ni tampoco mundial-, se estima que más de 45.000 personas en España y alrededor de siete millones en Europa sufren un trastorno del espectro del autismo (TEA), una afección relacionada con el desarrollo neurológico de los individuos que lo padecen, que afecta a la forma en la que éstos perciben y se interaccionan con el mundo y el resto de personas, y que se manifiesta en un amplio abanico de síntomas y gravedad.

Las personas con autismo -cuyo día mundial se celebra este viernes, 2 de abril-, que suele manifestarse en las primeras etapas de la infancia, aunque no siempre con síntomas claros o concluyentes, tienen afectada, en mayor o menor nivel, tres áreas principales: la comunicación, tanto verbal como no verbal; la socialización; y el comportamiento, incluyendo patrones de conducta restringidos y repetitivos.

Pese a que cada vez es más lo que se conoce de su origen, "respondiendo en torno al 20 por ciento de los casos a una causa genética y menos del 5 por ciento a metabólica", como explica la Dra. Diana Ghandour Fabre, especialista de la Unidad de Neuropediatría del Hospital Universitario Infanta ElenaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, la respuesta en términos absolutos al motivo que genera este problema del desarrollo es aún una asignatura pendiente -aunque muy deseada- para neurólogos, pediatras y terapeutas. En este sentido, la especialista añade que "se están realizando numerosos estudios para identificar también un posible origen o efecto medioambiental en esta afección".

2021 03 312021 03 31

"Puedo aprender, puedo trabajar"

Frente a este escenario, lo que sí está claro es que, si bien por el momento no existe una cura para el TEA, un diagnóstico precoz y un abordaje temprano, intensivo y personalizado son fundamentales para el desarrollo del afectado. Tanto que muchos pueden, y deben, acceder a opciones en los ámbitos de la educación y el empleo, dos factores clave para su calidad de vida que, además, son un derecho pleno, como para el resto de los individuos de una sociedad.

Este es precisamente el objetivo de la campaña de este año en torno al día mundial dedicado a este problema, que persigue visibilizar las barreras y oportunidades de las personas con autismo en estas dos áreas y concienciar sobre cómo crear las condiciones adecuadas para hacer que ambas sean más accesibles para el colectivo. Una reivindicación que también se extiende al ámbito sanitario, y cuya mejoría también afectará a este doble objetivo de integración e inclusión en los ámbitos educativos y laborales porque, como reza el lema de la onomástica de 2021: "Puedo aprender, puedo trabajar".

Consciente de ello, y de la necesidad de seguir avanzando en este recorrido, el hospital de Valdemoro, integrado en la red sanitaria pública madrileña, celebró en formato virtual su I Jornada sobre el Trastorno del Espectro Autista, organizada por su Unidad de Neuropediatría, en la que se abordaron distintos aspectos del manejo de este grupo poblacional.

Estrategias para adaptar la asistencia al paciente TEA

"Es necesario implementar protocolos y estrategias específicas en el abordaje sanitario de las personas con TEA para adaptar la asistencia que les ofrecemos a sus necesidades y circunstancias", afirma la Dra. Ghandour miembro, junto a la Dra. María Prados Álvarez, compañera de la Unidad de Neuropediatría, y al Dr. Enrique de la Orden, jefe del Servicio de Pediatría del hospital de Valdemoro, del comité organizador de la jornada.

Entre estas medidas, la neuropediatra destaca el desarrollo e instauración de circuitos preferentes en servicios como el de Urgencias, para "trabajar los tiempos de espera, un ámbito especialmente sensible en las personas con autismo"; y la disponibilidad de cuadernos de anticipación como los que se ofrecen en el Hospital Universitario Infanta Elena, que les permiten prepararse y comprender mejor -utilizando en los casos necesarios materiales de comunicación no verbal, como los pictogramas, dibujos o fotografías- los pasos, circuitos y posibles pruebas a realizar en el hospital.

Asimismo, la Dra. Ghandour considera clave la formación generalizada de distintos grupos profesionales sanitarios que pueden interactuar con un paciente TEA en diferentes momentos de la trayectoria de su proceso sanitario en aspectos concretos del manejo de estos individuos, que pueden marcar la diferencia, no solo en su experiencia, sino también en la evolución de su desarrollo o del problema de salud por el que hayan acudido al centro hospitalario.

Para la especialista, es igualmente fundamental la relación con otras especialidades que pueden interactuar con el paciente con autismo. "Desde nuestro servicio -añade-, priorizamos e intensificamos la coordinación e intercambio de información con el Servicio de Salud Mental cuando detectamos problemas asociados como la ansiedad o la alteración conductual, así como con otros departamentos o servicios que pueden estar implicados en las distintas co-morbilidades, que afectan hasta al 70 por ciento de los casos TEA, siendo las más frecuentes la epilepsia, los trastornos del sueño, la depresión, la ansiedad, el trastorno de por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)".