Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Mejorar los niveles de vitamina D con una buena alimentación

El confinamiento por la crisis sanitaria mundial del coronavirus redujo la posibilidad de realizar actividades al aire libre o de simplemente estar expuestos al sol. El estar encerrados en casa ha causado una carencia de vitamina D en una gran parte de la población. Esta vitamina se obtiene principalmente a través de una dieta saludable y la acción de radiación de los rayos ultravioletas del sol.


Ahora que se puede salir a la calle y realizar actividades en el exterior es importante también mantener una dieta rica en vitamina D. Esta vitamina es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para el cuerpo ya que interviene en numerosas funciones metabólicas, principalmente en la absorción del calcio y en la formación del hueso. El dr. Carlos Puig del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitari General de Catalunya explica que, aunque la mejor manera de mantener un buen nivel de vitamina D es a través de una correcta exposición solar, a través de la alimentación también podemos reforzar y mejorar el aporte de esta vitamina para nuestro organismo.


De acuerdo con el dr. Puig la dosis recomendada de vitamina D al día es de entre 800-1.000 Unidades (UI) que se pueden obtener a través de los alimentos que ingerimos. Son pocos los alimentos que contienen altas concentraciones de esta vitamina, según la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, estos son: el pescado azul principalmente: el salmón (360 UI), la caballa (345 UI), las sardinas en lata (245UI) y el atún (145 UI). Otros alimentos con menor aporte vitamínico son: los huevos (la yema mayoritariamente), el hígado de vaca, las setas, el aguacate, mariscos (ostras, gambas y langostinos), y productos lácteos (leche, queso y mantequilla).


Un déficit de esta vitamina en el organismo puede tener graves consecuencias, principalmente en los huesos haciendo que estos se debiliten, deformen o causen patologías mayores como la osteoporosis. También se ha demostrado que unos buenos niveles de vitamina D ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte y puede ayudar en la prevención de enfermedades crónicas y el cáncer.


Disponer de unos niveles mayores o menores de esta vitamina depende de muchos factores como la pigmentación de la piel, las horas de exposición solar o el tipo de dieta y estilo de vida. Pero, a partir de los 60 años o en el caso de personas con problemas óseos o malabsortivos, el dr. Puig recomienda una visita médica para valorar si es necesario tratar este déficit mediante algún tipo de suplemento vitamínico. En cualquier caso, antes de tomar un suplemento o preparado con vitaminas es importante consultarlo con un médico.