Jump to content

What can I do with Mi Quirónsalud?
What can I do with Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

imagen icono documento

Quick access to Quirónsalud laboratory test results and other documents

To access test results, you must previously have been notified via email or test message.

Complete field

/ /

Complete field

Incorrect date entered

Complete field

I hereby declare that I hold custody rights over the minor whose medical records I am accessing at this time. Should I lose my rights of custody or guardianship for any reason, I endeavor to inform the hospital to this effect without delay.

You must accept the conditions

Los menores de 45 años, los que más acusan la vuelta al trabajo

El regreso a la actividad laboral puede provocar alteraciones, como falta de apetito, dolores musculares e irritabilidad

La vuelta a la rutina tras el periodo vacacional suele generar alteraciones físicas, como fatiga, falta de apetito, somnolencia, dolores musculares y cansancio; y psíquicas, como apatía, irritabilidad, nerviosismo, inquietud, desesperanza y tristeza, advierten expertos de los hospitales Quirónsalud Valencia, Murcia y Torrevieja. "Se trata de un estado de malestar general que aparece acompañado de síntomas que dificultan el retorno a la actividad diaria. Si esa desazón no desaparece en unos diez o quince días, es necesario consultar con el médico, ya que podemos estar ante un proceso distinto que requerirá de atención especializada", aclara Marina Sangonzalo, especialista de la Unidad de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud Valencia.


Este fenómeno es relativamente reciente y está relacionado con la etapa final de las vacaciones de verano y navideñas o con aquellos periodos de descanso que igualan o superan una semana de duración. "Se da el hecho de que ahora es más fácil que las personas expresen sus síntomas por la accesibilidad a las redes sociales y nuevas tecnologías, pero en realidad este síndrome ha existido mucho antes y se sufría con la misma frecuencia, incluso con más intensidad, pero en silencio", explica Joaquín Conesa, psicólogo del Hospital Quirónsalud Murcia.


Alrededor de un 20% de los afectados se recupera prácticamente en uno o dos días y un 35% puede prolongar este malestar hasta dos semanas. "En el peor de los casos, si pasado este tiempo persisten los síntomas o aparecen otros nuevos más alarmantes, conviene consultar con el especialista en psicología clínica, para descartar el inicio de una patología más seria", aconseja Joaquín Conesa.

"En general suele afectar más a las personas menores de 45 años y también a aquellas que realizan una ruptura brusca del ritmo de vida vacacional y se incorporan a la rutina sin una breve transición", explica Marina Sangozalo. "Dependerá de cada persona que el regreso a la rutina se perciba como un suceso indeseado o como una oportunidad para retomar o iniciar nuevos proyectos. La forma de afrontamiento de cada persona supondrá que el retorno sea ilusionante o una auténtica tortura", abunda la especialista


"Con respecto a los niños", continúa Sangozalo, "debemos estar alertas si, con el retorno a las aulas, aparece una inesperada ansiedad de separación, dolores abdominales o fatiga injustificada e irritabilidad, especialmente a primera hora de la mañana, ya que estos síntomas pueden ser el reflejo de un posible acoso que haya podido sufrir el menor en el curso anterior".


Cómo evitar el síndrome posvacacional


En función de las circunstancias que rodean a cada persona, los especialistas aconsejan atender al siguiente decálogo:


1. Haga un bonito álbum de fotos y ordene los recuerdos para revivir los buenos momentos.

2. Planifique la incorporación a la rutina dos días antes del final de las vacaciones como periodo de adaptación, disfrutando de ellos.

3. Poco a poco, retome los horarios habituales de acostarse y levantarse.

4. Programe actividades de ocio para los primeros días tras el regreso. Una buena película o un paseo por el parque pueden resultar muy gratificantes.

5. Duerma más horas los primeros días de la vuelta a la normalidad. También hay que descansar de las vacaciones.

6. En los primeros momentos y días, regule el nivel de actividad. Vaya de menos a más, de esta manera se sentirá más competente.

7. Evite el pensamiento en blanco (la felicidad de las vacaciones) y negro (el sufrimiento de la rutina). Abra la puerta a los momentos gratificantes en cualquier época del año.

8. No se queje permanentemente. Se sentirá mal y no le ayudará a adaptarse.

9. Si se nota muy afectado por la vuelta al trabajo, no tome decisiones vitales sobre su futuro laboral en estos días. Pida consejo y espere a sentirse mejor.

10. Afronte la vuelta con ideas ilusionantes y trace planes para que se cumplan. Haga como los niños, retome su proyecto vital en septiembre.



Fuente: Quirónsalud Murcia
Etiquetas: sindrome postvacional, ansiedad, nerviosismo, depresión, dolores musculares