El equipo médico de Cirugía Vascular de Quirónsalud Alicante ofrece asistencia integral de las enfermedades de la circulación mediante exploración y eco-doppler en la propia consulta y se planifica el tipo de tratamiento más adecuado para cada paciente, ofreciendo prevención, diagnóstico y tratamiento médico y quirúrgico, de dichas enfermedades. Ponemos especial énfasis en las modernas técnicas mínimamente invasivas como la esclerosis o el láser endovenoso en el caso de las varices, las endoprótesis aórticas en los aneurismas de aorta o los implantes de stents en la isquemia de las extremidades.

Tratamiento efectivo para las varices

La insuficiencia venosa es la enfermedad más frecuente del ser humano. Es una afección en la cual existe una debilidad de la pared venosa que conlleva con el tiempo la aparición de una incompetencia de las válvulas de las venas encargadas de retornar la sangre al corazón. Esto conlleva la aparición de una insuficiencia venosa. La insuficiencia venosa crónica (IVC) es la fase más grave y avanzada de la enfermedad, caracterizada por la hipertensión venosa crónica, que inicialmente produce síntomas de pesadez, cansancio calambres, picores e hinchazón, y con el tiempo produce lesión de la piel (eccema, esclerosis cutánea, eccema varicoso, dermatitis ocre, úlcera venosa).

Más allá del problema estético que se pueda ocasionar, si no se trata correctamente progresará hacia fases más graves y afectará a la calidad de vida de la persona. El cirujano vascular diagnostica la enfermedad y realiza las pruebas diagnósticas para orientar el tratamiento con las últimas técnicas incorporadas. Realizamos el tratamiento de la enfermedad venosa varicosa sin necesidad de ingreso hospitalario, sin necesidad de baja laboral y con una rápida reincorporación a la vida normal.

Cómo tratar el aneurisma de aorta

Los aneurismas son dilataciones focales de un vaso sanguíneo. El aneurisma más frecuente es el que afecta a la arteria aorta abdominal. Esta patología condiciona un riesgo de rotura y por lo tanto de muerte por una hemorragia interna. Los aneurismas son típicamente asintomáticos. El diagnóstico suele ser casual, en reconocimientos rutinarios. El equipo médico vascular está especializado en el tratamiento la mayoría de los casos aplicando a cada paciente la técnica más adecuada, utilizando tanto la cirugía abierta convencional, como las modernas técnicas endovasculares mínimamente invasivas.

Tratamiento de la patología de la arteria carótida extra craneal

La estenosis de la arteria carótida es un estrechamiento de las grandes arterias que se encuentran a ambos lados del cuello, y que transportan sangre hacia la cabeza, la cara y el cerebro. Generalmente es el resultado de una acumulación de placa dentro de las arterias, una condición llamada aterosclerosis o arterioesclerosis. La estenosis puede empeorar a lo largo del tiempo hasta bloquear completamente la arteria, causando un ictus. Los casos severos de estenosis generalmente requieren de una endarterectomía carotídea, en la que hacemos una incisión para retirar la placa y cualquier porción enferma de la arteria. El tratamiento a llevar a cabo es mínimamente invasivo y mediante stent carotideo.

Cómo prevenir el pie diabético

La aparición de complicaciones en el pie del diabético cada vez tiene mejor pronóstico. El abordaje multidisciplinar en la prevención y tratamiento de las lesiones del pie diabético han mejorado sustancialmente los resultados en cuanto a reducción del número de amputaciones y calidad de vida de los pacientes.

Cómo nos afecta la arteriopatía periférica

La arteriopatía periférica es una enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan las piernas y los pies. Ésta lleva a que se presente estrechamiento y endurecimiento de las arterias. Esto ocasiona disminución del flujo sanguíneo, lo cual puede lesionar nervios y otros tejidos. Los tratamientos más adecuados se realizan mediante cirugía abierta (Bypass) y con tratamiento mínimamente invasivo (Angioplastia, STENT, etc.).

Tratamiento del Síndrome de Congestión Pélvica

El síndrome de congestión pélvica consiste en un dolor de larga duración (crónico) en la parte baja del tronco (pelvis), causado por la acumulación de sangre en las venas de la pelvis, que se han ensanchado (dilatado) y se han vuelto tortuosas. El tratamiento más adecuado es la embolización, que se trata de una técnica mínimamente invasiva.