Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Aceite de oliva: tipos

En el supermercado, encontramos muy a menudo diferentes tipos de aceite de oliva, pero, ¿en qué se diferencian? Podemos distinguir diferentes tipos de aceite de oliva en función de sus características sensoriales, los describimos a continuación:

  • Aceite de Oliva Virgen: obtenido exclusivamente por procedimientos que no producen alteración del aceite, conserva el sabor, los aromas y las vitaminas de la fruta. En función del gusto y del grado de acidez (expresada en ácido oleico) podemos diferenciar varios tipos:

Aceite olivaAceite oliva

Extra (AOVE): de gusto absolutamente irreprochable y acidez no superior a un grado.

Virgen: de gusto irreprochable y con acidez no superior a 2º.

Corriente:de buen gusto y con acidez no superior a 3,3º.

Lampante: de gusto defectuoso o cuya acidez sea superior a 3,3º


  • Aceite de Oliva Refinado: se suele utilizar el aceite de Oliva virgen lampante "refinándolo" es decir, reduciendo la acidez de este.
  • Aceite de Oliva: Mezcla de aceites de oliva vírgenes menos el lampante con aceite de oliva refinado.

Es importante elegir un aceite de oliva adecuado para nuestro día a día para así beneficiarnos de todas sus ventajas, desde la consulta de nutrición podemos ayudarte a diferenciarlos y a confeccionar una dieta mediterránea en la que no falte nuestro ya conocido "Oro Líquido".