Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

El ajo

Existen muchos dichos en nuestro refranero que nos dan idea de la versatilidad y utilidad, no solo en la cocina, sino en nuestra alimentación para proteger al organismo de patologías .

ajoajo

El origen del cultivo del ajo por el hombre es muy antiguo, y no se sabe con seguridad de dónde procede, se cree que es originario del Suroeste de Siberia y era utilizado en la India en el siglo VI a.C.. En las pirámides egipcias existen pruebas de su consumo y cultivo, y fue muy apreciado por los romanos y los griegos. En la Edad Media el ajo fue considerado remedio y protección contra las pestes y epidemias. A partir del siglo XVII el ajo fue consumido sólo por las clases bajas, ya que la alta sociedad lo rechazaba por su olor. Actualmente es muy apreciado como condimento, y se cultiva en casi todo el mundo.

El ajo, Allium Sativum, que conocemos, viene de la familia de las liliáceas, misma familia a la que pertenecen otros vegetales como las cebollas y los puerros. La planta del ajo se caracteriza porque apenas tiene flores, no tiene tallo y por tanto sus hojas nacen del bulbo o cabeza subterránea. La cabeza se conforma por una envoltura blanca que contiene 8-12 bulbos conocidos como los dientes del ajo.

El ajo posee un alto valor nutritivo y contiene muy pocas calorías. 28 gramos contienen 42 calorías, y mucha vitamina C, vitamina B6 y manganeso, asi como antioxidantes.

Posee numerosos beneficios como mejorar la circulación, reducción del colesterol, propiedades anti bacterianas, efecto diurético y estimular la respuesta inmune. La ciencia ha registrado numerosos beneficios del ajo, desde la presencia de compuestos de azufre con comprobados efectos biológicos a su capacidad para prevenir algunos tipos de cáncer o desintoxicar el organismo.

El ajo puede emplearse de múltiples formas, puede sofreírse, picarse, majarse y añadirse a salsas, sopas, guisos, carnes, verduras o pescados. En nuestra gastronomía lo tenemos presente como protagonista en múltiples platos como el pan de ajo, la sopa de ajo o el alioli.

Si quieres conocer como te pueden ayudar algunos alimentos consultanos