Este nuevo medicamento combina niacina y laropiprant. En estudios clínicos en los que se incluyeron a más de 4.700 pacientes, la asociación de niacina y laropiprant redujo el colesterol LDL (C-LDL, o colesterol "malo"), elevó el colesterol HDL (C-HDL, o colesterol "bueno") y disminuyó los triglicéridos (un tipo de grasa presente en la sangre). Los valores altos de C-LDL, los valores bajos de C-HDL y los valores elevados de triglicéridos son factores de riesgo asociados al infarto de miocardio e ictus.
Fuente: Acceso.com