La deficiencia en el aporte de calcio y vitamina D en la población española es generalizada y se debe empezar a actuar desde la infancia ya que a los 30 años se empieza a debilitar la masa ósea.
Fuente: MedicinaTV.com