Existen tres niveles de seguridad que pasan por la puesta en marcha, comprobación y preparación de la hemoterapia solicitada y finalización del proceso.
Fuente: