Un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha concluido que la ingesta del aceite de oliva extra sirve para modular a la baja los medidores inflamatorios en personas sanas.
Fuente: Córdoba Información.com