El Hospital Universitari Dexeus del Grupo Quirónsalud se ha sumado a la iniciativa ‘Pulpitos solidarios - Octopus for a Preemie España’, una iniciativa que surge en España después del éxito que ha conseguido en Dinamarca Spruttergruppen, una organización de voluntarios que se dedica a tejer pulpos de ganchillo con la técnica de amigurumi para repartirlos a los bebés prematuros ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales. Des de 2013 ya se han entregado más de 22.000 pulpos en 7 hospitales de Dinamarca en los que se ha implantado esta iniciativa, y que se ha ido extendiendo a otros países como Polonia, Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica… En España cuentan ya con casi 3.000 voluntarios.


Según diversos estudios que han realizado estas organizaciones, estos pulpos pueden aportar grandes beneficios a los bebés prematuros como la mejora de la respiración y un ritmo cardíaco más regular, así como niveles más elevados de oxígeno en la sangre. El objetivo es apoyar a los niños prematuros en sus primeros días de vida y los tentáculos del pulpo se asemejan al cordón umbilical.


Estos bebés son muy sensibles a todo lo que les rodea y, por este motivo, las características de los pulpos tienen que ser muy específicas y pasan rigurosos controles de calidad.


Lorena Crespo, presidenta de la organización en España, destaca "la excelente acogida que esta iniciativa ha tenido desde su aparición en febrero de este año. Gracias a la orientación prestada por Spruttengruppen y Octopus for a Preemie UK y al increíble trabajo que están llevado a cabo los voluntarios españoles, en tan solo un mes este proyecto ya está en funcionamiento en siete hospitales de toda la península". "Además de ayudar a los bebés prematuros, esta iniciativa intenta hacer llegar a los padres de estos pequeños un mensaje de ánimo y cariño que haga más llevadero su paso por el hospital", añade.

En el Hospital Universitario Dexeus, del Grupo Quirónsalud, se han empezado a repartir los pulpos solidarios a los bebés prematuros que han nacido antes de las 32 semanas o a aquellos con un peso inferior a los 1.500 gramos. Este Hospital dispone de una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal de nivel III, de máxima complejidad asistencial, dotada de los recursos humanos y tecnológicos necesarios para el cuidado de estos bebés. Además de estos aspectos, se da una gran importancia a los Cuidados Centrados en el Desarrollo, un conjunto de actuaciones dirigidas a optimizar en entorno de las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales para evitar los impactos negativos sobre los bebés.


La Dra. Roser Porta, coordinadora de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Dexeus destaca que "iniciativas como la de ‘Pulpitos solidarios’ son muy bienvenidas a la UCI neonatal. Los pulpos de ganchillo invitan a los prematuros a cogerlos de las patitas para mejorar su flexibilidad motora y ayudar al cerebro en su desarrollo. Además, aportan calidez y un toque de color para suavizar un entorno frío y tecnológico, y esto también es bueno para los padres".

Entrega pulpitos solidarios Dexeus



La importancia de los Cuidados Centrados en el Desarrollo de los bebés prematuros

Un bebé se considera prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de gestación y gran prematuro, cuando nace antes de las 32 semanas de gestación. Para las familias es una vivencia muy dura, ya que estos bebés deben pasar muchas semanas y meses ingresados en las unidades de neonatología de los grandes hospitales, con unos cuidados específicos y viviendo dentro de unos úteros artificiales, las incubadoras. Además, los grandes prematuros pueden presentar problemas debido a la inmadurez de sus órganos que, en algunos casos, pueden ser muy graves como algún tipo de discapacidad física, retraso en el desarrollo, trastornos de conducta o déficit de atención con hiperactividad. Por este motivo, el sistema nervioso de los prematuros precisa de un entorno favorable para desarrollarse de forma organizada.

Para tratar a los bebés prematuros, el Hospital Universitario Dexeus aplica los Cuidados Centrados en el Desarrollo con el objetivo de prevenir los efectos potencialmente nocivos que el entorno de las UCI neonatales provocan en el desarrollo del cerebro, disminuir el estrés parental, mejorar la interacción entre padres/madres e hijos y contribuir, por tanto, el mejor desarrollo del niño y de sus conductas.


Bebé prematuro ingresado en UCI Neonatal de Dexeus


Desde el punto de vista de los bebés, se utilizan cobertores para las incubadoras, y así protegerlos del ruido y la luz, se reduce el ruido y la luminosidad dentro de la sala, se incorporan técnicas como la del contacto piel con piel (Método canguro), tanto de madres como de padres, como una rutina asistencial más.


Actualmente, 1 de cada 10 niños que nacen en España es prematuro. La tasa de prematuridad en el Estado español se sitúa alrededor del 8%, cosa que representa una cifra de más de medio millón de niños y un incremento significativo respecto a las cifras de hace una década. Los motivos de este incremento los tenemos que buscar en varios factores, como el estado de salud de la madre durante el embarazo (por ejemplo, aumento de la prevalencia de la diabetes), el incremento de la edad de la madre en la gestación y el mayor acceso a los métodos de reproducción asistida.

Fuente: Hospital Universitari Dexeus, Pulpitos solidarios
Etiquetas: prematuros, NIDCAP, neonatología, pulpitos solidarios