Dice Manuel Dómine, del Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, que "el futuro del cáncer de pulmón es esperanzador". No sólo las malas cifras de supervivencia hasta la fecha hacen pensar en esta mejoría; también el avance en la investigación y los nuevos tratamientos dejan un resquicio al optimismo.
Fuente: Gaceta Médica