Estos genes forman hasta el momento la cosecha más significativa de Eurohear y Evi-Genoret, dos ambiciosos proyectos multidisciplinares cofinanciados por la Unión Europea, que abordan respectivamente la sordera y la ceguera desde sus raíces genéticas hasta el campo clínico.
Fuente: