La inversión realizada en tecnología de última generación se enmarca dentro del Plan Director puesto en marcha por Grupo Sanitario I.D.C. en el hospital madrileño.

El TAC de 40 cortes y una RM (resonancia magnética) de 1,5 de última generación abren nuevas expectativas en el diagnóstico y tratamiento de nuevos pacientes, y en el trabajo diario de los radiólogos.

La Fundación Jiménez Díaz mejora con esta tecnología su servicio en el área de diagnóstico por imagen, en aplicaciones generales y en las áreas más avanzadas, como el estudio no invasivo de las arterias coronarias mediante TAC. La técnica utilizada, CCTA (Coronary CT Angiography), evita el cateterismo coronario diagnóstico, más invasivo, disminuyendo el riesgo para el paciente y los costes del procedimiento.

Tecnología de vanguardia

La extraordinaria rapidez del TAC (Tomógrafo Axial Computarizado) de 40 cortes permite explorar el cuerpo completo en 30 segundos y realizar un estudio pulmonar en tan solo 3,5 segundos, con lo que se reduce de forma considerable el tiempo que el paciente debe contener la respiración. El sistema incorpora estaciones de tratamiento de imágenes y ayuda al diagnóstico. Así, el ordenador localiza, cuantifica y registra la evolución de áreas patológicas, como por ejemplo los nódulos pulmonares.

Con este aparato de última generación es posible la realización de endoscopias virtuales de colon, reconstrucciones tridimensionales virtuales de corazón, hígado, vasos, estructuras óseas, etc., y todo ello a partir de los datos obtenidos en una exploración de corta duración.