Se trata de un mural con motivos infantiles que decora la sala de espera de las urgencias pediátricas del hospital.

Este proyecto de decoración se encuentra dentro del plan de humanización y acercamiento al paciente con el que ha contado el Hospital Infanta Elena desde el inicio de su construcción.



























Fuente: