El estudio, publicado en la edición digital de la revista 'Nature', abre un nuevo campo de estudio ya que se han analizado aspectos genéticos a los que antes no se había prestado atención.
Fuente: La Vanguardia.es