Cuarenta y cinco minutos fue tiempo más que suficiente para que sindicatos, comité de empresa y responsables de recursos humanos de Asisa llegaran a la conclusión de que defienden posturas irreconciliables.
Fuente: laverdad.es