Uno de los principios fundamentales sobre los que se planificó la estructura física, así como los medios humanos y materiales de esta Urgencia, es el de separar todo lo posible la población pediátrica del resto de los usuarios de Urgencias. Con ello se pretende evitar que los niños y jóvenes puedan verse impresionados por algunas de las patologías que se atienden a los adultos, y optimizar la atención de los niños, ya que ésta se proporciona por personal experto.
Fuente: pintoyvaldemoro.com