foto_varices_coruñaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLas varices se forman cuando a la sangre le cuesta hacer el trayecto de retorno desde las extremidades inferiores hasta la parte superior del cuerpo; entonces, las venas se van dilatando y comienzan a deformarse.

En España, una de cada cinco personas tiene varices, pero a partir de los 50 años afecta al 50% de la población. Son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, debido fundamentalmente al embarazo.

El doctor Alejandro Moro, cirujano vascular de Hospital Quirón A Coruña, indica que "la aparición de las varices puede estar motivada por factores desencadenantes como las dietas pobres en fibra, el estreñimiento, el sobrepeso; sin embargo, el principal causante es el componente genético".

Cuando aparecen varices, cansancio o hinchazón de las extremidades inferiores es importante someterse a un examen completo por parte de un especialista, ya que el tratamiento retrasa su evolución. Actualmente existen técnicas mínimamente invasivas para solucionar este problema.

Para evitar las molestias que conllevan las varices en el verano, los expertos aconsejan:


1.- Tomar el sol de forma moderada, entre 15 y 20 minutos, evitando las horas de mayor radiación UV, entre las 12 y las 16 horas.

2.- En la playa, cubrir las piernas o sumergirlas en el agua hasta las rodillas. Los paseos por la arena son un excelente masaje para ellas.

3.- En la piscina, terminar el baño con duchas de agua fría.

5.- Durante el día usar cremas protectoras e hidratantes y, al final de la jornada, masajes con geles fríos.

6.- El ejercicio es muy saludable, sobre todo caminar, el ciclismo o la natación.


7.- Evitar las comidas con sal o picantes y tomar frutas y verduras en cantidad, para eludir el estreñimiento. Beber entre uno o dos litros de agua al día.

8.- Las medias son un excelente aliado en el retorno venoso, pero ya que en verano pueden resultar más incomodas, utilizar medias de una compresión más baja y más cortas.

9.- Si se hace un viaje largo, es recomendable cambiar de postura y pasear cada cierto tiempo.

10.- Si lo considera necesario, el especialista podrá prescribir algunos medicamentos dirigidos a mitigar los síntomas.