El Hospital Quirónsalud Murcia dispone de un Servicio de Endoscopia Digestiva con dotación técnica avanzada que nos permite realizar estas exploraciones en un ámbito hospitalario (área quirúrgica), de forma ambulatoria y en las mejores condiciones de seguridad y comodidad para el paciente. Las exploraciones de endoscopia para diagnóstico y tratamiento de procesos patológicos que afectan al tubo digestivo, se realizan a criterio de los especialistas en Aparato Digestivo bajo sedación analgésica para minimizar las molestias al paciente.

Los profesionales que integran este servicio participan de forma interdisciplinar con el resto de especialistas en el diagnóstico, tratamiento y prevención de patologías propias del tubo digestivo y de aquellas otras que puedan tener repercusión en el mismo. Consiste en la introducción de un aparato que permite visualizar la superficie interna de los órganos huecos en los cuales se incluye, principalmente, esófago, estómago, duodeno y colon.

El endoscopio consta de un segmento de fibra óptica para visualizar la superficie de los órganos y de uno (o más conductos) para introducir instrumental. Es un excelente examen para detectar úlceras digestivas, hernias y cáncer digestivo. La introducción del aparato se efectúa a través de la boca en el caso de endoscopias digestivas de la parte superior, o a través del ano en el caso de las colonoscopias. Es aconsejable precederla por una buena ecografía abdominal pues los síntomas de enfermedad digestiva pueden ser idénticos a los de otras enfermedades abdominales y que no pueden diagnosticarse por endoscopia. El caso más frecuente es el de los cálculos biliares.

Endoscopia digestiva superior

Es la exploración endoscópica del esófago, estómago y primeras porciones de intestino delgado. Está constituida por tres técnicas: esofagoscopia, gastroscopia y duodenoscopia. La esofagoscopia es la técnica endoscópica que nos permite explorar el esófago cervical y esófago torácico y en la que se puede valorar la morfología y el estado de la mucosa esofágica, así como la realización de pequeñas intervenciones quirúrgicas como tomas de biopsia, extracción de cuerpos extraños (evita la toracotomía), etc. La gastroscopia es la exploración endoscópica del estómago que incluye el cuerpo gástrico con la curvatura mayor y curvatura menor (incisura angular), el fundus gástrico con la zona del cardias, y el antro pilórico con el esfínter pilórico. Nos permite valorar el estado de la mucosa gástrica, la presencia de contenidos gástricos anormales (bilis), así como la realización de pequeñas intervenciones quirúrgicas como tomas de biopsia, extracción de cuerpos extraños, etc. La duodenoscopia es la exploración endoscópica del primer tercio del duodeno que nos permite valorar la morfología y el estado de la mucosa duodenal, así como tomar biopsias. Indicaciones de la endoscopia digestiva superior Esta técnica endoscópica está indicada en todos los pacientes en que sospechemos el padecimiento de:

Enfermedades esofágicas:

  • Esofagitis
  • Dilataciones esofágicas
  • Estenosis esofágicas
  • Obstrucciones esofágicas por cuerpos extraños

Enfermedades gástricas:

  • Gastritis crónicas
  • Neoplasias gástricas
  • Ulceras gástricas
  • Estenosis pilórica
  • Retraso vaciado gástrico
  • Reflujo duodeno-gástrico
  • Extracción cuerpos extraños

Enfermedades de intestino delgado:

  • Enteritis crónicas
  • Neoplasias duodenales

Endoscopia digestiva inferior

Es la exploración endoscópica del intestino grueso (recto, colon descendente, colon transverso, colon ascendente y válvulas ileo-cecal y ceco-cólica) que nos permite valorar la morfología y el estado de la mucosa del de esta parte, así como la realización de pequeñas intervenciones quirúrgicas como tomas de biopsia, extracción de cuerpos extraños, polipectomías endoscópicas, etc. Esta técnica endoscópica está indicada en todos los pacientes en que sospechemos el padecimiento de:

  • Diarrea crónica de intestino grueso (Colitis crónicas idiopáticas).
  • Neoplasias de intestino grueso.
  • Sospecha de estenosis de intestino grueso.

Biopsia endoscópica

La biopsia endoscópica es la metodología complementaria adecuada en el diagnóstico endoscópico de las enfermedades del tubo digestivo en los pequeños animales. La toma de biopsia debe de realizarse siempre y una vez terminada la exploración macroscópica, a pesar de no encontrar alteraciones macroscópicas durante la exploración endoscópica. Debemos evitar la toma de zonas de necrosis, siendo preferible su toma de los bordes de la lesión. En lesiones difusas debemos tomar biopsias de diferentes puntos de las zonas afectadas. Es imprescindible tomar al menos de 6 a 8 biopsias por lesión. El resultado de una biopsia está en función del número de biopsias tomadas, del tipo de lesión que se trate (difusa o localizada), de la zona o zonas donde hemos tomado la biopsia y del informe detallado que enviemos al anatomopatólogo (informe sobre la clínica que presenta el paciente y del resultado del estudio endoscópico).