Pide cita para el servicio de urología

El servicio Urología del hospital Quirónsalud Miguel Dominguez se ocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades renales, de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a hombres y a mujeres, así como de las enfermedades del aparato genital masculino, sin límite de edad.

El servicio funciona con una visión integradora y colaborativa, dentro de un entorno hospitalario que da respuesta a la mayoría de los problemas urológicos.

Aplica las innovaciones tecnológicas de materiales de sutura y nuevos instrumentos de sección y coagulación que han mejorado la seguridad de las intervenciones, disminuyendo los tiempos de ejecución de las técnicas y las estancias medias.

Técnicas mínimamente invasivas

En las intervenciones se utilizan técnicas mínimamente invasivas como la cirugía endoscópica y laparoscópica que proporcionan múltiples beneficios al paciente. Entre ellos, destacan:

  • Cirugía menos agresiva: menor reacción inflamatoria y menor grado de inmunodepresión
  • Menor necesidad de analgesia
  • Disminución de la incidencia de infecciones
  • Postoperatorio más corto y reducción de la estancia hospitalaria
  • Reintegración más rápida del paciente en su vida sociolaboral

Tratamiento de patologías:

  • Endourología y litiasis: tratamiento integral de la litiasis urinaria (formación y presencia de cálculos reanles)
  • Urología y Andrología: diagnóstico y tratamiento de la incontinencia urinaria, tanto masculina como femenina, así como el abordaje de toda la patología del suelo pélvico, los prolapsos (descensos) de órganos pélvicos.
  • Próstata: el servicio atenderá todas las patologías de la próstata, entre ellas algunas de las más relevantes como la hiperplasia benigna (crecimiento de la próstata no maligna) y el cáncer de próstata.

Láser Holmium, la tecnica más innovadora:

El servicio de Urología utiliza la técnica del láser Holmium para abordar la hiperplasia benigna de próstata. Se trata de una patología que consiste en el agrandamiento no tumoral de la próstata y que afecta a la mitad de los varones a partir de los 50 años y a un 80% de los hombres con más de 80 años, según la Asociación Española de Urología.

Esta técnica, que evita la cirugía convencional, es más segura y presenta los mejores resultados funcionales que perduran en el tiempo, la recidiva es excepcional.