El Hospital de Día Quirónsalud Talavera dispone de una Unidad del Dolor, especializada en el tratamiento y seguimiento de pacientes con problemas de dolor agudo, postoperatorio y crónico.

Se trata de una unidad multidisciplinar, que trabaja en coordinación con otros especialistas para ofrecer la atención que estos pacientes necesitan y mejorar su funcionalidad y calidad de vida.

Además, cuenta con el soporte que brinda el Hospital de Día Quirónsalud Talavera en aspectos como la gestión administrativa, Enfermería y coordinación con otros servicios médicos.

La atención a los pacientes se realiza en régimen ambulatorio, en Consultas Externas y, en caso de que el paciente requiera alguna técnica más invasiva, se realiza en el Bloque Quirúrgico, igualmente en régimen ambulante.

El dolor ¿qué es el dolor?

El dolor es algo que todos nosotros hemos padecido en algún momento.

En España el dolor crónico afecta aproximadamente al 18% de la población y su intensidad se considera entre moderada e intensa en el 12% de los casos.

Las patologías más prevalentes que provocan dolor crónico en España son las siguientes:

  • Dolor lumbar: La prevalencia de lumbalgia puntual estimada en la población española adulta (mayor de 20 años) es del 14,8%.
  • Dolor neuropático: el 32,8% de los españoles padecen dolor neuropático
  • Dolor musculoesquelético: la prevalencia del dolor musculoesquelético crónico en la población es del 21%
  • Artrosis: más del 50% de la población mayor de 65 años presenta algún tipo de osteoartritis, siendo la articulación más afectada la rodilla.

En relación con el dolor infanto-juvenil, el 37,3% de los estudiantes entre 8 y 16 años sufre alguna forma de dolor crónico.

Tipos de dolor

Generalmente, el dolor se puede clasificar de diferentes formas. En función de su duración se puede clasificar en dolor agudo y crónico.

  • Dolor crónico:

Se considera aquél que dura más de tres meses. Es un problema multifactorial que incluye componentes tanto físicos como psicológicos, como ansiedad, movilidad reducida, alteraciones del sueño y del apetito y depresión. Estos síntomas están relacionados con una reducción demostrable de la calidad de vida de los pacientes y a una limitación de su desempeño laboral y la función social.

En consecuencia, los planes de tratamiento se deben desarrollar sobre la base de una buena comunicación médico-paciente y con objetivos acordados conjuntamente que tengan en consideración las características del dolor del paciente, así como sus necesidades físicas y psicosociales.

  • Dolor crónico oncológico

Al menos un 30-40% de los pacientes con cáncer tienen un mal control del dolor, especialmente en el último año de su vida. Esto puede ser debido a múltiples razones, entre otras, el que a menudo no se considere una prioridad o que el tratamiento correcto presente dificultades debido a la toxicidad o efectos secundarios de los fármacos analgésicos, que aumentan en pacientes que ya son frágiles.

  • Dolor crónico no oncológico

Las patologías dolorosas crónicas más frecuentes de etiología no oncológica son:

Lumbago crónico asociado al sobrepeso, mal acondicionamiento físico, postquirúrgico, hernias discales…

Estenosis de canal lumbar (muy frecuente en ancianos a los que vemos inclinados hacia adelante con dificultad a la marcha)

Radiculopatías (atrapamientos nerviosos)

Artrosis

Fibromialgia

Dolor neuropático crónico: neuropatías periféricas dolorosas, neuropatía diabética, neuralgia post-herpética, neuralgia del trigémino, dolor crónico postquirúrgico y postraumático

Síndrome doloroso regional complejo I y II

Artritis reumatoidea

Dolor crónico visceral: pancreatitis, dolor pélvico

Dolor isquémico (úlceras arteriales)

Dolor por angina refractaria cardíaca

Depresión mayor y ansiedad asociada a cuadros de dolor crónico

Tratamientos médicos

No existe ninguna fórmula única para tratar todos los cuadros de dolor crónico. Esto es debido a que el dolor puede ser provocado por diferentes mecanismos y, además, cada paciente responde de una manera distinta, aún teniendo la misma patología.

A la hora de prescribir un tratamiento farmacológico u otro nos basamos en la eficacia, naturaleza de la enfermedad, posibles efectos adversos, interacción con otros fármacos y su coste.

De forma general, se emplean tanto analgésicos tradicionales (analgésicos, antiinflamatorios, opioides, capsaicina) como fármacos secundarios o coadyuvantes (antidepresivos, entiepilépticos, corticoides, anestésicos locales…), utilizados en asociación con los anteriores, sobre todo en el dolor neuropático y otros como el baclofen o la toxina botulínica.

Tratamientos invasivos

Se reserva para aquellos pacientes en los que, a pesar de utilizar un correcto abordaje, no se logra alcanzar un control adecuado del dolor.

Se realizan guiados por ecografía y/o fluoroscopia (rayos X), son técnicas asépticas, realizadas en quirófano para garantizar la esterilidad del procedimiento así como la seguridad para el paciente.

La Unidad del Dolor del Hospital de Día Quirónsalud Talavera dispone de un equipamiento técnico puntero y material de última tecnología en el alivio del dolor integral, avalados por las más importantes empresas a nivel internacional en el sector.

  • Bloqueos diagnósticos y terapéuticos: bloqueos de nervios periféricos, bloqueos articulares/intraarticulares
  • Bloque facetario (síndrome facetario)
  • Bloqueo epidural con control de imagen (en pacientes con radiculopatías por hernia discal) y epidurolisis caudal (para el tratamiento de la estenosis de canal)
  • Estimulación eléctrica, iontoforesis transcutánea (administración de medicación en zonas con dolores localizados y aislados).
  • Anestesia local intravenosa (en dolores neuropáticos y fibromialgia)
  • Infiltración de puntos gatillo y bloqueos musculares: bloqueos musculares piramidal, cuadrado, psoas, erector espinal, transverso del abdomen.
  • Radiofrecuencia pulsada y convencional (tratamiento de hombro doloroso, cadera, rodilla) y rizólisis

La Unidad del Dolor del Hospital de Día Quirónsalud Talavera atiende a pacientes de todas las compañías aseguradoras privadas, así como a aquellos pacientes que acuden por cuenta propia.

El paciente ya diagnosticado puede acudir a consulta solicitando cita previa, ya que no precisa la derivación de otro especialista.

En caso de no contar con diagnóstico específico, igualmente puede acudir a consulta, donde se le orientará y facilitará el estudio multidisciplinar de su caso particular.

Accede a tu Portal del Paciente

Pide cita:

Teléfono: 925 722 036