La diabetes es una enfermedad crónica que aparece debido a una alteración del páncreas en la producción de insulina, la hormona encargada de transformar en energía los azúcares contenidos en los alimentos. O bien el organismo no fabrica la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, o bien la fabrica de una calidad inferior. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo.

La Unidad de Diabetes del Hospital Quirónsalud Torrevieja está formada por un equipo multidisciplinar y coordinado compuesto por distintas especialidades como endocrinología, enfermería, oftalmología, angiología y cardiología, entre otras. El objetivo de esta unidad es dar apoyo al paciente y a sus familias, de manera que puedan mantener un control de la enfermedad con la mayor independencia posible.

Esta enfermedad afecta al 6% de la población y las posibilidades de contraerla aumentan a medida que una persona se hace mayor, de modo que por encima de los setenta años la padece alrededor del 15% de las personas.

Hay tres tipos principales de diabetes:

  • La diabetes de tipo 1 está causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas y, por lo tanto, el organismo deja de producir la insulina que necesita. Se da entre el 5 y 10 % de los pacientes con diabetes mellitus y mayoritariamente aparece en niños o adultos jóvenes.
  • La diabetes de tipo 2 es el tipo más común de diabetes ya que se da en un 90 o 95% de los casos. Suele aparecer en adultos que no son insulinodependientes. El organismo es capaz de producir insulina pero, o bien no es suficiente, o éste no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre.
  • La diabetes gestacional es aquella que se le diagnostica a una mujer por primera vez durante el embarazo. Suele presentarse en una etapa avanzada y surge debido a que el organismo no puede producir ni utilizar la suficiente insulina necesaria para la gestación.

Desde un punto de vista sanitario, es esencial educar a los pacientes para que controlen su diabetes de forma adecuada, ya que puede acarrear otras enfermedades tanto o más importantes que la propia diabetes: enfermedades cardiovasculares, neurológicas, retinopatía (afección ocular que puede conducir a la ceguera) o nefropatía (enfermedad del riñón).

Tratamiento.

El tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares undamentales: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad.
En muchos pacientes con diabetes tipo 2 no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y se llevase a cabo un programa de ejercicio físico regularmente. Sin embargo, con frecuencia se necesita una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral.