Pide cita para una primera consulta gratuita e infórmate sin compromiso

Primera visita gratuita llamando al 976 579 001

La Unidad de Cirugía Metabólica Quirónsalud Zaragoza aplica las ventajas de la Laparoscopia Avanzada a las patologías del Aparato Digestivo y obesidad mórbida, realizando todas las operaciones sin apertura del abdomen.

La Unidad está coordinada por el Dr. Jorge Solano, Especialista en Cirugía Laparoscópica, que cuenta con una dilatada experiencia en este campo.

Ventajas de la laparoscopia.

Evita las grandes heridas y reduce considerablemente el tamaño de las cicatrices. Las incisiones son mínimas (5-10 mm.), con la consiguiente disminución de dolor.

La movilización es precoz y más rápida la recuperación para la vida laboral y social.

Reduce notablemente las complicaciones en vías respiratorias, trombosis y embolias, infección de heridas, eventraciones (hernia ventral) y adherencias.

Descripción de operaciones:

  • De vesícula biliar: cálculos y colecistitis.
  • Obesidad Mórbida: Banda Gástrica Ajustable, By-Pass gástrico.
  • Derivación biliopancreática.
  • Colon y recto: tumores, diverticulosis, enfermedad inflamatoria, pólipos.
  • Intestino delgado: tumores, estenosis.
  • Hernia hiatal: hernia de estomago, reflujo gastroesofágico.
  • Bazo: tumores, enfermedades hematológicas.
  • Estomago: úlcera gástrica, tumores.
  • Hígado: tumores, quistes.
  • Pared abdominal: eventraciones, adherencias peritoneales.

Gracias a la incorporación de tecnología de ultima generación (bisturí de ultrasonidos, endosuturas...) y la especialización técnica y experiencia del equipo de la Unidad de Cirugía por Laparoscopia Avanzada es posible tratar la patología de cada paciente, mejorando el confort y la calidad de vida del mismo.

Cirugía metabólica para eliminar la diabetes

Esta intervención con resultados alentadores es un importante avance para todas las personas que padecen esta enfermedad. La cirugía consiste en realizar un cortocircuito entre el duodeno y la parte superior del intestino delgado reduciendo, así, el tiempo en el que el cuerpo absorbe las calorías de la comida. El duodeno es el primer segmento del intestino delgado y en la operación se consigue que la comida no pase por él y por las inmediaciones del páncreas. Es en el duodeno donde está el origen de la señal metabólica que causa la resistencia a la insulina. Además, con esta cirugía también se consigue eliminar en el paciente su hipercolesterolemia (colesterol), reducir la obesidad y la hipertensión arterial. Desde el momento que sale de la intervención, el paciente, por lo general, deja de medicarse.

La intervención metabólica para eliminar la diabetes, está indicada en pacientes con las siguientes características: personas con diabetes tipo 2 (90% de las diabetes) mal controlada, que requieren mucha insulina o están a punto de necesitarla, con existencia de reserva pancreática.


Cirugía de obesidad

En nuestro grupo realizamos todo tipos de intervenciones. Nuestra máxima es indicar la técnica que mejor se adapta a las características y a los objetivos que quiere lograr cada paciente en particular. El equipo del Dr. Solano cuenta con gran experiencia en este tipo de operaciones. Miles de pacientes han sido intervenidos con éxito. Las intervenciones más adecuadas son: La manga gástrica, el bypass gástrico y el bypass biliopancreático. Todas ellas se realizan por laparoscopia, sin abrir el abdomen.


  • MANGA GÁSTRICA (SLEEVE GÁSTRICO): La operación de Manga Gástrica o Sleeve Gastrectomy se realiza por cirugía laparoscópica, y consiste en reducir el estómago a aproximadamente a una décima parte de su tamaño previo.

    Esta intervención es una técnica restrictiva: reducimos la capacidad del estómago para albergar alimentos (pasando de los aproximadamente 1000 cc habituales del estómago de una persona, a unos 100-120 cc tras la intervención). De este modo, el paciente tendrá sensación de saciedad y satisfacción tras una ingesta de una cantidad pequeña de alimentos. Esta sensación de plenitud facilita el cumplimiento del programa dietético por el paciente.

  • BYPASS GÁSTRICO: Es una de las intervenciones más practicadas en el mundo. El índice de reoperaciones es muy bajo. Las pérdidas de peso son superiores en todas las estadísticas a la anilla ajustable y oscilan en torno al 70 – 80% del sobrepeso del paciente.

    La intervención consiste en dejar una pequeña porción de estómago de 30 a 50cc. con una salida muy pequeña para el paso de alimentos. También se realiza un bypass intestinal que reduce relativamente la absorción de alimentos. Secundario a la mala absorción puede darse algún caso de anemia, índice bajo de proteínas o de vitaminas, no obstante suelen ser fáciles de tratar con suplementos vitamínicos orales.

    En nuestro caso es también una de las más empleadas para el tratamiento de la diabetes 2, en éste caso el rervorio gástrico que dejamos es mayor que el que se usa para cirugía de la obesidad, ya que tratamos de que el paciente pierda los 10 – 15 kilos que le sobran y no tantos kilos como si operamos una obesidad mórbida. Este aumento del tamaño del reservorio hace que el paciente pueda ingerir una alimentación normal.

  • BYPASS BILIOPANCREÁTICO: El bypass biliopancreático se basa en dos mecanismos de acción:

    1º – Deja un estómago pequeño, pero de una capacidad de 100 – 200c.c., además, la salida de alimento del estómago es amplia, por lo que en la actualidad es la operación antiobesidad que más permite comer al paciente.

    2º – Se realiza un bypass intestinal más agresivo desde el punto de vista funcional, de forma que la bilis y el jugo pancreático sólo se mezclan con los alimentos en los últimos 60 – 80 cms. de intestino delgado. No obstante, presenta efectos secundarios no deseables como las diarreas (que en ocasiones suponen un problema social) y los déficits nutricionales y vitamínicos secundario a la mala absorción de alimentos, que en cocasiones precisan reversión parcial o total de la intervención, es la técnica que requiere un control postoperatorio más estricto.

    En nuestro caso sólo la usamos para el tratamiento de diabetes 2 en pacientes con IMC mayor de 33 e hipercolesterolemia grave, en estos casos la longitud de intestino que se deja funcionando es mayor que si se trata de cirugía antiobesidad, con lo que se disminuye el número de diarreas y problemas nutricionales.