1) ¿Por qué algunos médicos se empezaron a plantear la posibilidad de que algunos trastornos estuvieran relacionados con el sueño?

Sabemos que las horas del sueño ocupan hasta un tercio del total de nuestra vida y con una media de edad de 90 años, pasamos 30 años durmiendo, esto es mucho tiempo y obviar el mismo es perder un tiempo precioso de estudio e intervención en nuestros pacientes, mientras no sepamos como duermen no encontraremos respuestas a muchos de los problemas que llegan a nuestras consultas.

2) ¿En qué consiste exactamente la neurofisiología?

La neurofisiología clínica es una especialidad médica que surge de la necesidad creciente de la exploración funcional del sistema nervioso, así como del avance de las técnicas de neurodiagnóstico, de manera que la historia clínica se continua con pruebas complementarias más específicas. Si inicialmente se basaba en la electroencefalografía se fueron sumando el resto de pruebas como la electromiografía o neurografía, los potenciales evocados, los estudios de sueño, la cartografía cerebral o la estimulación magnética trasncraneal. Como veis muchas pruebas con un único fin, evaluar un paciente con síntomas complejos de la esfera de las neurociencias.

3) ¿Cuáles son las enfermedades más típicas?

Si hablamos de sueño, las enfermedades que interrumpen el mismo y causan insomnio o su consecuencia directa, la ESD, tenemos que hablar de todos los trastornos respiratorios del sueño (sdr de apnea-hipopnea sueño), los insomnio crónicos (como el que aparece en el sdr de piernas inquietas) o entidades tan específicas como la narcolepsia.



4) ¿Qué preguntas deberían hacerse los oyentes que estén pensando que quizás ellos o algún familiar tengan problemas con el sueño?

Los problemas del sueño no deben pasar por alto, los interrogantes más frecuentes aparecen cuando hay una consecuencia directa de los mismos, por ejemplo:

No puedo dormir, mi marido ronca demasiado, parece que tiene pausas respiratorias, se levanta con dolor de cabeza y sensación de haber descansado poco...¿hay alguna solución?

Tengo miedo a tener un accidente porque me duermo con facilidad por las mañanas ¿puedo hacer algo?

Cuando me acuesto soy incapaz de conciliar el sueño, tengo hormigueos, calambres, molestias en las piernas que me obligan a levantarme y parece que mejoro con la actividad. ¿qué me ocurre?

Estos y otros muchos interrogantes son los que se hacen nuestros pacientes, y la merma en su calidad de vida es lo que les mueve a pedir ayuda médica.

5) Y los niños, ¿pueden tener problemas relacionados con el sueño?

Por supuesto que sí, los problemas en el sueño del niño van a repercutir directamente en su conducta y en su capacidad de aprendizaje, no olvidemos que el sueño es el momento en el que el cerebro consolida su memoria.


6) ¿Cuántas horas de media nos pasamos las personas durmiendo a lo largo de la vida?

Realmente son muchas horas las que pasamos durmiendo, a una media de 8 horas para llegar a los 90 años pasaríamos más de 250.000 horas dormidos, mientras que trabajando con una vida laboral de 40 años nos cuesta pasar de las 100.000 horas, comiendo de las 65000 y si hablamos de sexo de las 5000 (siendo generosos¡¡)

7) Una vez que los pacientes llegan a la unidad del sueño, ¿las pruebas son inocuas? ¿En qué consisten?

El paciente llega a nuestro laboratorio por la noche para descansar en el hospital como lo hace en casa, sólo que le colocamos a modo de pegatinas unos sensores que nos permiten detectar las variables fisiológicas que queramos estudiar. Puede quedarse un familiar como acompañante y la prueba no presenta ninguna contraindicación ni riesgo para el paciente, recordamos que el paciente viene a descansar.


8) ¿Y el tratamiento?

Si la medicina del sueño ha crecido en estos últimos años es debido a que tenemos armas terapéuticas efectivas para ofrecer a nuestros pacientes, y es que detrás de un buen diagnóstico hay en la mayoría de los casos un tratamiento eficaz.

9) Por ejemplo, para prevenir enfermedades como la apnea del sueño, ¿cuál sería la mejor recomendación?

Ante una entidad tan común (pensar que afecta hasta 6 de cada 100 varones, o 4 de cada 100 mujeres en la edad media de la vida) la recomendación más universal es el control del peso, porque lo único que cura un SAHOS es la pérdida de peso, saber que las mascarillas de presión positiva en la vía aérea ayuda a contrarestar las consecuencias directas del mismo, pero sí retiramos el dispositivo el SAHOS permanece.

10) ¿Existen algunos consejos a la hora de irse a la cama? ¿Existe una higiene del sueño?

Claro que sí, la buena higiene del sueño es el primer escalón terapéutico en los pacientes con estos problemas, tenemos que hacer especial hincapié en la necesidad de una habitación confortable, la presencia de unos horarios regularizados, no tomar estimulantes como el café, coca-cola, chocolate o teinas en general cercano a las horas del sueño, así como evitar las cenas copiosas. El ejercicio físico es muy beneficioso siempre que no se realice en los momentos previos de acostarnos, así como tareas intelectuales que requieran un esfuerzo intenso.

Dormir es una tarea activa del cerebro, que aparece cuando nos ponemos en condiciones físicas e intelectuales propias para ello, y esto requiere descanso, tranquilidad y tiempo, valores muy preciados para la sociedad actual en la que nos movemos.

11) ¿Falta formación sobre la importancia del sueño en Extremadura? ¿Qué se puede hacer?

Falta información y mucha. Es preciso hacer lo que estamos haciendo ahora, la tarea de divulgación y reconocimiento de la patología del sueño es IMPORTANTÍSIMO, es un auténtico problema de salud pública, pensar que sólo el SAHOS en España puede afectar a 2 millones de personas, de los cuales solo llegamos a un 5-10 %, por tanto estamos en una punta de iceberg sobre lo que son los trastornos del dormir.

Todos los médicos con atención clínica, especialmente médicos de atención primaria, medicina del trabajo, centros de reconocimiento así como las autoridades competentes debemos implicarnos más activamente en el diagnóstico de estos trastornos. Y en eso estamos¡