Saltar al contenido

¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?
¿Qué puedes hacer en Mi Quirónsalud?

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

imagen icono documento

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Acceso rápido a documentos de analíticas de Quirónsalud

Para acceder a la analítica debes haber recibido previamente un mail o sms informando de su disponibilidad.

Completar campo

/ /

Completar campo

Fecha errónea

Completar campo

A los efectos de acceso a la historia clínica del menor, declaro y certifico que, en la actualidad, ostento la patria potestad sobre el/la menor, comprometiéndome, en caso de que por cualquier eventualidad pierda la patria potestad o tutela sobre el/la menor, a comunicarlo con carácter inmediato al Hospital.

Debes aceptar las condiciones

Especialista en Nutrición aconseja fijarse objetivos realistas para lograr perder peso tras el verano

Isabel Campos NutriciónIsabel Campos Nutrición


  • La nutricionista Isabel Campos, del Centro Médico Quirónsalud Toledo, recomienda evitar objetivos muy ajustados y centrarse no sólo en la pérdida de peso sino en la mejora de la calidad de vida
  • Establecerse objetivos motivadores, definidos y acciones específicas resulta clave para plantear metas y mantener los hábitos adquiridos a largo plazo

Toledo. 7 de octubre de 2020. Los excesos y la falta de rutina durante el verano pueden provocar un exceso de peso que conduce a muchas personas a iniciar una dieta con el inicio del otoño.

"El problema es que la vuelta a la dieta, al nutricionista, a cuidarse y a comer mejor se plantee en base a objetivos muy ajustados y a veces, poco realistas", explica Isabel Campos, nutricionista en el Centro Médico Quirónsalud Toledo.

"¿Qué sucede cuando nuestro objetivo se centra única y exclusivamente en el peso? Lo primero, que solemos escoger flechas muy específicas: dieta estricta, ejercicio para adelgazar, prohibiciones... Estas flechas son pesadas y frágiles. A veces, cuando las lanzamos se desvían y no aciertan al objetivo, lo que provoca frustración. Si llevamos un tiempo sin acertar varias veces, lo más probable es que nos cansemos y lo dejemos", detalla Campos.

Por el contrario, la especialista recomienda centrar el objetivo no exclusivamente en la pérdida de peso sino en ganar en calidad de vida. "Debemos marcarnos objetivos como disfrutar de la comida y del ejercicio, mejorar la digestión, ganar agilidad y resistencia, bajar volumen corporal, gestionar el hambre emocional de forma más saludable…"

Al principio, continúa la nuricionista, "estas flechas son un poco rudimentarias, pero si las vamos trabajando para hacerlas nuestras y más aerodinámicas, habrá momentos que los que la diana se aleja, surgen resistencias o vientos que frenan las flechas, pero vamos aprendiendo a lanzarlas y poco a poco vamos afinando el tiro".

"La cuestión no es siempre acertar, sino practicar y practicar para ganar experiencia. Y así, cada día avanzar un poquito más para aumentar nuestra calidad de vida a través de nuestros hábitos", añade.

Objetivos realistas que nos ayuden a adquirir y mantener buenos hábitos

Para Isabel Campos el secreto está en fijarse objetivos realistas que nos ayuden a adquirir y mantener los buenos hábitos. Para ello, apunta a tres claves:

  1. Fijarse objetivos motivadores: "En consulta de nutrición, intentamos que los propios pacientes descubran por ellos mismos lo que les motiva para querer cambiar hábitos. Cansarse menos al andar o hacer ejercicio, mejorar la composición corporal o bajar un determinado porcentaje de grasa corporal pueden ser un buen comienzo", apunta.
  2. Definir el objetivo: "Este objetivo lo definimos de manera realista, por ejemplo, andar 1 hora sin cansarme, mantener un % de grasa saludable (entre x % y x %)", insiste.
  3. Acciones específicas: "Y con este segundo punto algo más concretado, planteamos varios recursos o acciones orientadas a ese propósito (las flechas): salir a hacer ejercicio, que me gusta y disfruto, un mínimo de 2-3 días a la semana; hacer platos completos a la hora de comer para saciarme y no prohibirme alimentos, elegir y repartir 2-3 piezas de fruta durante el día...", aconseja.

De esta manera, culmina Campos, "el objetivo es más realista, está definido y además podemos plantear metas a corto plazo y acciones que nos animen a mantener nuestro objetivo a largo plazo y aumenta las posibilidades de éxito".