Proporciona asistencia global de la visión, con los medios más avanzados en diagnóstico, prevención y tratamiento del proceso visual en la edad pediátrica. Dentro de la prevención se practican revisiones periódicas en el primer año de vida y a los 3, 6, 9, y 11 años para detectar defectos que pasen desapercibidos. Además se incide en el diagnóstico precoz y tratamiento temprano de las patologías oculares como los defectos de gafas, ojo vago, estrabismo, malformaciones, etc.

La asistencia global abarca desde la graduación correcta de gafas a la más compleja cirugía como cataratas, estrabismo, toxina botulínica, etc., con la máxima fiabilidad que proporciona el equipo de especialistas y la plataforma Zeiss, de diagnóstico y tratamiento.