Solicita más información sobre la Inmunoterapia

Descubre todo lo que necesitas saber sobre la inmunoterapia de la mano de los mejores especialistas.


  1. ¿Qué es la inmunoterapia?
  2. Técnicas y tratamientos
  3. ¿Cómo funciona la inmunoterapia contra el cáncer?
  4. ¿Cómo se administra?
  5. Frecuencia de administración
  6. ¿Cuánto dura el tratamiento?
  7. ¿Qué cánceres se tratan?
  8. Efectos secundarios

I. ¿Qué es la inmunoterapia?


La inmunoterapiaEste enlace se abrirá en una ventana nueva antitumoral consiste en el tratamiento de los tumores mediante la estimulación y/o modulación del sistema inmune (defensas) del propio paciente.

La mencionada estimulación y/o modulación puede ser específica, en la cual el sistema inmunológico está dirigido frente a un tumor concreto, o inespecífica, la cual está dirigida para la estimulación general del sistema inmune.

Se utilizan mecanismos que implican todos los elementos de la respuesta inmune (células inmunes, citocinas, anticuerpos inmunomoduladores y receptores, entre otros), con el objetivo de detectar las células tumorales como extrañas y, posteriormente destruirlas.


El laboratorio de Inmunología del Hospital Quirónsalud Torrevieja está enfocado tanto al diagnóstico de diferentes tipos de patologías como al tratamiento de pacientes oncológicos.


Entre nuestra actividad clínica destaca el diagnóstico y seguimiento de neoplasias hematológicas mediante estudios de citometría de flujo, el tratamiento de pacientes oncológicos mediante inmunoterapia adoptiva y la valoración y monitorización de la respuesta funcional inmunitaria en los pacientes que reciben un tratamiento inmunoterapéutico. También contamos con programas especiales para el tratamiento inmunoterapeútico de pacientes con cáncerEste enlace se abrirá en una ventana nueva.


II. Técnicas y tratamientos


  • Técnicas de citometría de flujo (diagnósticas)


El objetivo de este grupo de técnicas es la caracterización de las diferentes subpoblaciones linfocitarias presentes en la sangre del paciente como indicadores del estado inmunológico, o bien la identificación de poblaciones aberrantes resultado de una patología hematológica igualmente en sangre, en médula ósea, ganglio linfático u otras muestras biológicas.

En nuestra cartera de prestaciones destaca el diagnóstico de neoplasias hematológicas mediante pruebas de screening y caracterización fenotípica, y el seguimiento de estas patologías mediante pruebas de monitorización y estudios de enfermedad mínima residual.

Para estos estudios de citometría de flujo disponemos de un citómetro NAVIOS que permite la identificación conjunta de 10 marcadores celulares.


  • Inmunoterapia adoptiva (terapéutica)


Los tratamientos de inmunoterapia adoptiva tienen como objeto la consecución de una respuesta celular inmune específica contra el tejido tumoral. Existen diferentes tipos de tratamientos, en función de la disponibilidad de muestra y tipo de tumor.



  • Respuesta funcional inmunitaria


Existen diversas determinaciones que permiten caracterizar funcionalmente la respuesta inmunitaria en pacientes oncológicos que reciben un tratamiento inmunoterapéutico (ej. IL-2 + ac. retinóicos, nivolumab, atezolizumab, etc):


  • Estudio de citoquinas solubles en suero (IL-2, IL-6, TNF-β, VEGF).
  • Estudio in vitro de producción de citoquinas (IFN-gamma) por linfocitos específicos del tumor (ELISPOT).
  • Estudio de la respuesta proliferativa in vitro de linfocitos específicos del tumor.
  • Estudio de anticuerpos anti-péptido tumoral en suero.
  • Estudio de subpoblaciones linfocitarias (fenotipo linfocitario)

Valoración de marcadores de activación/inhibición en subpoblaciones linfocitarias T (ej. HLA-DR, PD-1,…).


Programas especiales


Los tratamientos inmunoterapéuticos se administran como tratamientos complementarios a otras terapias convencionales en pacientes oncológicos, por lo que es en el entorno multidisciplinar donde se indican qué pacientes y cuándo se integran en el programa de inmunoterapia, así como el momento de la administración.

Estos medicamentos de terapia avanzada son elaborados en la Unidades de Producción Celular o Salas Blancas cumpliendo con la legislación vigente.


Entre estos programas especiales destacan:


  • Administración de interleucina 2 (IL-2) más cis-retinóicos para la estimulación inespecífica del sistema inmunológico como terapia de mantenimiento/consolidación en pacientes con cáncer.
  • Vacunación con células dendríticas autólogas pulsadas con fosfatasa ácida prostática para el tratamiento del cáncer de próstata en pacientes asintomáticos o mínimamente asintomáticos. Programa cerrado.
  • Infusión de células autólogas con capacidad anti-tumoral como son los linfocitos infiltrantes del tumor o TILs (inmunoterapia específica) y linfocitos citotóxicos inducidos con citosinas o CIKs (inmunoterapia inespecífica). Ambos programas se encuentran en desarrollo.



III. ¿Cómo funciona la inmunoterapia contra el cáncer?


En las últimas décadas, la inmunoterapia se ha convertido en una parte importante del tratamiento de algunos tipos de cáncer, mejorando las tasas de supervivencia y la curación en tumores que eran incurables antes de disponer de estos tratamientos.

La inmunoterapia funciona mejor para algunos tipos de cáncer, principalmente aquellos que generan neoantígenos tumorales inmunogénicos capaces de estimular eficientemente al sistema inmune, como son, el melanoma, el cáncer de pulmón, el cáncer de vejiga, entre otros. Por tanto, un tratamiento de inmunoterapia puede mejorar y/o facilitar la capacidad de reconocimiento de estas proteínas antitumorales por parte de las células inmunes y, por ende, provocar la activación de estas células que tienen como objetivo eliminar las células cancerosas.

La inmunoterapia puede actuar sola o en combinación con otros tratamientos como la quimioterapia, radioterapia u otros fármacos antitumorales. Esta combinación de inmunoterapia y tratamientos convencionales del cáncer aporta, por lo general, mejores resultados clínicos para una amplia gama de tumores.


El Dr. Antonio Brugarolas, jefe de la Plataforma Oncológica de Quirónsalud Torrevieja explica el uso de la inmunoterapia contra el cáncer.



¿Qué es un estudio transcriptómico y cómo ayuda en la lucha contra el cáncer?


El estudio del transcriptoma facilita información personalizada sobre aspectos relevantes para el tratamiento de los tumores, como pueden ser la resistencia o sensibilidad a quimioterápicos u otro tipo de fármacos antitumorales.

En Quirónsalud Torrevieja se estudia desde hace más de 15 años el genoma y el transcriptoma de los tumores, confirmando los hallazgos con proteomica (inmunohistoquimica) cuando esta disponible. Diseñamos estrategias terapéuticas específicas con beneficio clínico para el paciente en aproximadamente el 70% de los casos estudiados.


IV. ¿Cómo se administra la inmunoterapia?


Puede administrarse de diversas formas:


  • Intravenosa

Se administra directamente en una vena.

  • Oral

Se toma por la boca en tabletas o cápsulas.

  • Tópica

Mediante una crema aplicada en la piel. Este tipo de inmunoterapia puede usarse para un cáncer de piel en sus inicios.

  • Intravesical

Se administra directamente en la vejiga.

  • Intratumoral

Se administra directamente en tumor.


La inmunoterapia puede recibirse en el hospital de forma ambulatoria, por lo que no será necesario pasar la noche en el hospital.


V. Frecuencia de la inmunoterapia


Si hablamos de la frecuencia de la inmunoterapia dependerá de tres factores:


  • Tipo de cáncer y Estadío (extensión de la enfermedad).
  • Tipo de inmunoterapia.
  • Y, por último, también dependerá de la reacción del paciente a dicho tratamiento.

Por norma general suele aplicarse se realiza en varias sesiones que se repite a las dos o tres semanas.


Inmunoterapia vacuna contra cancer quironsalud torreviejaInmunoterapia vacuna contra cancer quironsalud torrevieja


VI. ¿Cuánto dura el tratamiento de inmunoterapia?


La duración de la inmunoterapia dependerá, principalmente, del tratamiento seleccionado para un tipo concreto de tumor. Por lo general, la inmunoterapia basada en anticuerpos o citocinas se administra durante un largo periodo de tiempo hasta que el paciente presente una recaída del tumor y/o efectos adversos al tratamiento.

Cuando hablamos de inmunoterapia celular o adoptiva, la duración del tratamiento es más corta y depende del número de infusiones celulares que, por lo general, suelen ser menos de 5 infusiones.


VII. ¿Qué cánceres se tratan con inmunoterapia?


Es aplicable en cualquier tumor, sin embargo, los estudios indican que se obtienen mejores resultados en los siguientes:


  • Tumores de cabeza y cuello
  • Tumor de pulmón
  • Tumor de vejiga
  • Tumor de riñón
  • Tumor de pecho (cáncer de mama)
  • MelanomaEste enlace se abrirá en una ventana nueva
  • Cáncer de piel
  • Cáncer hepático
  • LinfomasEste enlace se abrirá en una ventana nueva
  • Leucemias

VIII. Efectos secundarios de la inmunoterapia


A diferencia de otros tratamientos oncológicos, la inmunoterapia tiene menos efectos secundarios que la radioterapia. No causa la aparición de llagas o la caída del cabello.

No obstante, en algunos casos, puede ocasionar el síndrome de enfermedad autoinmune. Es decir, el sistema inmunitario ataca y destruye los órganos y tejidos corporales sanos. Sin embargo, los síntomas se detectan se tratan fácilmente por lo que puede suspenderse la terapia de inmediato.

Otros efectos comunes pueden ser reacciones cutáneas (hinchazón, enrojecimiento) en la zona de la inyección. Así como: fiebre, debilidad, fatiga, dolor de cabeza, diarrea y náuseas o vómitos, etc.


Dependerá de la salud del paciente y el tipo de inmunoterapia.


Inmunoterapia Quirónsalud Torrevieja


Solicita más información sobre la inmunoterapia a través del formulario y te responderemos en la mayor brevedad.