infecciones_nefrologia_madridImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLas infecciones urinarias son una patología muy frecuente, sobre todo en la mujer. En muchas ocasiones son de presentación brusca y precisan tratamiento en urgencias. En otros casos son repetidas y es necesario hacer un estudio para descartar posibles causas y pautar tratamientos y cuidados.

La sintomatología puede ser muy variada, siendo una forma frecuente y grave la que comienza por fiebre alta, gran malestar general y tiritona. Posteriormente aparecerán molestias al orinar con dificultad miccional, escozor y dolor, pudiendo ser la orina turbia ó incluso con un poco de sangre, que da un color rojizo. Puede tener incluso mal olor. En estos casos se debe acudir a urgencias para iniciar el tratamiento lo antes posible y evitar complicaciones.

La forma más frecuente es la que produce molestias al orinar con escozor, dolor y cambios en la coloración de la orina. Por otra parte están las infecciones asintomáticas, solo detectables cuando se realizan cultivos de orina, pero deben ser erradicadas por las posibles complicaciones.

Las bacterias más frecuentes en las infecciones urinarias son del grupo de las denominadas "Enterobacterias", es decir, bacterias que están habitualmente en el tubo digestivo y son necesarias para las funciones intestinales ayudando a la degradación de residuos alimenticios. Entre otras, las más frecuentes son : Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Proteus mirabilis, etc.

Como norma general para evitar las infecciones urinarias, se recomienda la ingesta abundante de líquidos, evitar estar muchas horas sin orinar, corregir el estreñimiento ó diarreas y mantener una higiene adecuada evitando el contacto prolongado con compresas húmedas.

Un episodio aislado de infección urinaria no es preocupante, pero cuando son "de repetición" se debe hacer un estudio detallado que descarte causas orgánicas y estructurales que se deban corregir (incontinencias, uropatía obstructiva por hipertrofia de próstata ó litiasis, trastornos de la vejiga, etc.).

Una vez realizado el estudio, se podrá pautar el tratamiento adecuado para erradicar la infección urinaria de repetición.