Unidad Sueño Hospital Quirónsalud ToledoUnidad Sueño Hospital Quirónsalud Toledo¿Problemas con el sueño?

En la Unidad del Sueño del Hospital Quirónsalud Toledo podemos ayudarle. Contamos con una unidad multidisciplinar, la primera en el ámbito hospitalario privado de Castilla La Mancha, dirigida por especialistas en Neurofisiología ClínicaEste enlace se abrirá en una ventana nueva con formación específica en trastorno del sueño, en coordinación con otras especialidades (Neurología, Neumología, Otorrinolaringología, Cardiología, Psiquiatría, Pediatría...).

La unidad abarca el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos del sueño: el insomnio, las parasomnias, los trastornos del ritmo circadiano, los trastornos respiratorios del sueño o los trastornos del movimiento relacionados con el sueño, tanto en adultos como en niños.

En la unidad se evalúa al paciente en la consulta específica de sueño, donde a través de una entrevista dirigida (que incluye una serie de escalas, exploración física y pruebas complementarias si precisa) se realiza un diagnóstico de sospecha y, si está indicado, se le prescribe una prueba de sueño nocturna o Polisomnografía NocturnaEste enlace se abrirá en una ventana nueva para completar el estudio.

Si su trastorno lo precisa, se realiza un seguimiento clínico del mismo con las pautas de tratamiento farmacológico y no farmacológico más adecuadas para mejorar su calidad de vida y de sueño.

La Polisomnografía Nocturna constituye la base del estudio nocturno de sueño. Es una prueba donde se monitorizan distintas señales biológicas del paciente (Electroencefalografía, actividad muscular, sistema respiratorio…) y se analizan, según los estándares de calidad de la Sociedad Española de Sueño SES, la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica SENFC y la Academia Americana de Sueño AASM.

Sirve, entre otros, para el estudio y diagnóstico de trastornos respiratorios del sueño tan prevalentes como el Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS), para estudiar parasomnias y conductas abigarradas durante en sueño como el Trastorno de Conducta en Sueño REM o para valorar movimientos anormales con fragmentación del sueño nocturno.

No está indicada inicialmente en pacientes con insomnio o con trastornos del ritmo circadiano, patologías que pueden beneficiarse más de un seguimiento en consulta con pautas de tratamiento específicas (como la Terapia Cognitivo-Conductual del paciente insomne o TCC-i) y otras técnicas como la Actigrafía.