¿Problemas para dormir? En la Unidad del Sueño del Hospital Quirónsalud Toledo te podemos ayudar. Contamos con una unidad multidisciplinar, la primera en el ámbito hospitalario privado de Castilla La Mancha, dirigida por una neurofisióloga clínica, en coordinación con especialistas en Neurología, Neumología, Otorrinolaringología, Cardiología, Psiquiatría, Pediatría y Endocrinología.

Abarca el diagnóstico y tratamiento de patologías relacionadas con el sueño y el reloj biológico, implicado en la regulación del ciclo vigilia-sueño. Patologías como el insomnio, apneas, trastornos del ritmo circadiano, síndrome de piernas inquietas, trastorno del sueño REM, parasomnias o epilepsia.

El servicio comprende una entrevista con el paciente para una valoración, evaluación diagnóstica y un estudio polisomnográfico nocturno, que se lleva a cabo en habitaciones preparadas específicamente para ello, que permite monitorizar la actividad cerebral, respiratoria, cardiológica y los movimientos corporales del paciente. Se realiza una grabación de toda la noche, así como un seguimiento del paciente a largo plazo.

La cartera de servicios comprende polisomnografía nocturna, test de latencias múltiples y actigrafía.

Unidad Sueño Hospital Quirónsalud ToledoUnidad Sueño Hospital Quirónsalud Toledo

La cronobiología incluye estudios que relacionan nuestro ciclo sueño-vigilia con nuestro reloj interno y su desincronización por cuestiones externas como los cambios de horario y viajes.

El sueño es una función global del cuerpo mientras que el reloj interno es una función de cada célula. Tenemos neuropéptidos que siguen un ritmo circadiano en su secreción e influyen en nuestro momento de ir a dormir.

Hay un reloj molecular en cada célula, en cada tejido, en cada órgano y sistema inmunológico, relojes que deben sincronizarse con el ciclo dia-noche del entorno.

Por eso estudiamos los cronotipos: cada uno tiene tendencia a necesitar dormirse antes o más tarde y cada uno duerme más o menos horas.

Estudiamos, así, la relación entre el sueño, el reloj interno y el metabolismo. Por ejemplo, el hígado y la grasa corporal sufren alteraciones cuando hay alteraciones de sueño de base. Esto se explica porque las alteraciones del sueño modifican la función de ciertos genes relacionados con funciones metabólicas del organismo.

Es importante por ejemplo sincronizar las horas de ingesta de alimentos con el ciclo vigilia-sueño ya que dependiendo de esto puede generarse un problema de obesidad.

También estudiamos los ritmos circadianos en la etapa de vejez y sus cambios, así como las alteraciones de sueño en niños, la relación entre la secreción de la melatonina y el sueño, la luz y el ciclo sueño vigilia, la relación entre dormir mal y alteraciones psiquiátricas, neurológicas, la obesidad, la diabetes y enfermedades gastrointestinales. Se debe valorar el sueño en el tratamiento global de estas enfermedades.

Un aspecto importante que se trata con los pacientes es lo que llamamos la higiene del sueño, que aconseja establecer unos horarios adecuados, eliminar malos hábitos a la hora de ir a dormir, valorar el consumo de sustancias, valorar cantidad, calidad del sueño, valorar si hay otras enfermedades concomitantes… y reeducar los hábitos de sueño con tratamiento cognitivo-conductual, ya que tiene una estrecha relación con la psicología del sueño.