Quirónsalud

Saltar al contenido

Cabecera del blog
Blogs. Ir a la página de inicio. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

Gestión sanitaria para el paciente

Blog del Dr. José Azofra

Cuando oigo la palabra calidad, saco la pistola...

Cuando oigo la palabra calidadLa cita de la que he tomado el título cambia la palabra "calidad" por "cultura", y la primera vez que oí esa barbaridad me dijeron que su autor era Millán Astray, el fundador de La Legión. Luego, buscando en Wikipedia, me he enterado que no es así, que la cita tampoco era exactamente esa, y que la original forma parte del diálogo de una obra de teatro de un autor alemán de mediados del siglo pasado.

Y después de este apunte cultural e historiográfico, paso a explicar, apresuradamente y a efecto de "disclaimer", que la frase del título tampoco es mía, que se la escuché a un amigo médico, que me hizo gracia, y bueno, ahí está...

Y sin embargo, sin embargo... Es mi impresión que, sin ser tan tajantes como lo expresó mi compañero, los médicos y las enfermeras se sienten poco concernidos (¿conocen la diferencia entre concernido y afectado?) con algunas certificaciones de calidad otorgadas por distintas empresas que se dedican a esto y que los hospitales muestran a modo de colección de trofeos en sus páginas web. ¿Y ello por qué? ¿Acaso al personal asistencial no le interesa que se certifique la calidad de su trabajo?

Es claro que sí les interesa. El problema es que entienden de una manera diferente lo que la calidad es, y creen que estos sellos no certifican la calidad de su trabajo, sino "otra cosa". Esa otra cosa es una mezcla de infinitos documentos que hablan de procedimientos, estructuras, responsables burocráticos con distintos nombres, jerga consultora/gestora... y muy poco de resultados finales en paciente. Y la cosa es que el clínico es extremadamente finalista, resultadista diríamos bajo una perspectiva futbolera.

¿Y cuál es, en mi humilde opinión, el problema? Yo creo que el origen industrial de algunas de estas certificaciones. O sea, si yo me dedico a fabricar tapones y describo de manera exhaustiva el procedimiento de fabricación incluyendo todos los medios humanos y materiales necesario hasta el último detalle, y dicho procedimiento es conocido perfectamente por todas las partes afectadas, es claro que obtendré los tapones requeridos. El problema es que este planteamiento extremo no vale en medicina. Un médico no es SOLO un operario o un técnico, lo mismo que un paciente no es un tapón defectuoso cuyo procedimiento de fabricación hay que revisar.

Y sin embargo, sin embargo... la medicina es una ciencia, y por tanto es sistemática. Los procedimientos, las guías de actuación, la estandarización son completamente necesarios. Solamente se puede innovar desde un estándar, no desde el caos. Los ciclos de mejora continua PDCA exigen bastantes cosas, pero una de ellas, transversal y común a todas las fases, es una completa documentación. Así pues, es necesario que existan los procedimientos documentados, revisados, reconocidos y aplicados si queremos tener calidad. La ingeniería de procesos, que es de lo que estoy hablando, no es "medicina de receta de cocina" como dicen los médicos sesgados hacia la parte artística, si no un componente imprescindible en la medicina de calidad. Y es obligado certificar y dar fe de su existencia.

La medicina como arte, la medicina como ciencia o sistema... Es lo uno y lo otro.

Existe una división de los tipos de problemas que creo que viene como anillo al dedo en esta discusión...De acuerdo con esto, los problemas se clasifican en simples, complicados y complejos... Simple es abrir una lata de coca cola, no hay mucho más que añadir. Complicado es montar un mecano, o enviar un hombre a la luna: el manual de instrucciones puede constar de una hoja o de "n" volúmenes, y afectar a un operario o a miles, pero si te ciñes al guión, y este es correcto, seguramente conseguirás el resultado esperado. Y un problema complejo es educar a un niño: no hay manual de instrucciones, o peor, hay cientos, y ninguno de ellos te garantiza resultado alguno. Y yo a esta clasificación le añado un cuarto tipo, mi aportación genial, que son los problemas complicados/complejos, o mixtos, y pongo como ejemplo ilustrativo la práctica de la medicina.

Entonces, la medicina no es solo un arte y una ciencia, si no también, de acuerdo al reconocido autor citado, un problema mixto, nada más. Y nada menos.

¿Y cómo se certifica entonces la calidad de semejante engendro? ¿Cómo se consigue que los médicos se crean una certificación de calidad? Pues la misma Biblia lo dice: "Por sus frutos los conoceréis" (Mateo, 7:16-20). La certificación de la calidad tiene que valorar la existencia y la probidad de los procedimientos tanto como comprobar de manera objetiva sus resultados. Y no sé si esa certificación irá o no a misa, pero les aseguro que ningún profesional pondrá sus resultados en tela de juicio.

Comentarios
Insertar comentario
Comentario enviado con éxito. Gracias por su participación.

Comentario de blog

No será visible por otros visitantes del portal
Comentario:
Los campos obligatorios se encuentran marcados con un asterisco (*)

Buscador de Gestión sanitaria para el paciente

Sobre este blog

Me llamo Jose Azofra y soy médico internista. Mi idea es compartir y discutir con vosotros algunas de las novedades que van surgiendo en el mundo de la gestión y política sanitaria, y que entiendo pueden tener una repercusión más directa e inmediata sobre la relación del mundo sanitario con los pacientes.

El cambio de cantidad por calidad, el rol central del paciente en las decisiones que le afectan, el cambiante papel del médico en el mundo asistencial, la relación entre primaria y especializada... Todos estos puntos y muchos más se están revisando en el mundo de la salud, empujados por los cambios en la política sanitaria que se están dando en los países de nuestro entorno.

Perfil profesional

Dr. José AzofraDr. José AzofraMedicina Interna, Dirección de Sistemas

Nube de etiquetas

  • Noticias y consejos de salud. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.
  • ¿Conoces las ventajas de nuestro Portal del Paciente?. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.

logo gris. Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

Oficinas centrales

C/ Zurbarán, 28
28010 Madrid

917810682

Copyright 2016 - Quirónsalud - Todos los derechos reservados