tostos

He dejado de fumar y toso y expectoro más


En algunas personas, en las primeras semanas experimentan un incremento de síntomas respiratorios como la tos y expectoración. Estos síntomas son transitorios. El tabaco provoca que dejen de funcionar correctamente unas células presentes en los bronquios (cilios) que son las encargadas de "barrer" para expulsar las secreciones. Al dejar de fumar, estás células comienzan a funcionar y ejercen esa "limpieza". En cualquier caso recuerde:


  • Es molesto pero transitorio. Los beneficios de dejar de fumar son tantos a largo plazo que merece la pena
  • Hidratase correctamente, para que le cueste menos expectorar.
  • Si los síntomas son muy intensos o se acompañan de fiebre, dificultad respiratoria, ruidos respiratorios, expulsa secreciones con sangre o dura más de un mes…. consulte a su médico.

He dejado de fumar y tengo sensación de pérdida

Algunos fumadores a pesar de estar concienciados de lo perjudicial que es el tabaco, sienten pena o sensación de pérdida, con la idea de pensar que nunca más volverán a fumar. Si es su caso, consulte con su médico: intensificar medidas conductuales, apoyo psicológico puede serle útil. No obstante, le dejamos unas recomendaciones:

  • Plantéese el dejar de fumar a corto plazo, día a día.
  • Evite el pensamiento de nunca más volveré a fumar,…
  • Recuerde todas las cosas positivas que tiene dejar de fumar, si es necesario haga una lista con ellas y con sus motivaciones, téngala cerca y léala.
  • Recompénsese con algún pequeño capricho
  • Si le aborda una sensación de tristeza, consulte a su médico.