Quirónsalud

Saltar al contenido

Cinco mujeres en los Andes para demostrar que después del cáncer hay mucha vida

  • Crónica del día 15

    Hoy ha entrado un frente de lluvia y viento que ha modificado nuestros planes.

    La aproximación al fiordo donde comienza la lengua glaciar precisa una navegación sin protección en mar abierto de unas tres horas. Hay mucha ola allí afuera y así sería arriesgado hacerlo, por eso hemos aplazado la partida un día.mapa expedicion

    Hemos aprovechado para preparar el material, hacer talleres para entrenar el trabajo en cordada y usando trampones, empaquetado de alimentos, gasolina para los infierniellos, tiendas…

    Se respira cierto nerviosismo en las chicas, que están con ganas de empezar su reto.

    La primera parte del trayecto promete ser una paliza. Atravesaremos una turbera anegada para comenzar a ascender una ladera de piedra suelta en la morrena lateral del glaciar. Todo eso con el equipo personal para dos semanas, tiendas, pulcas (trineos para arrastrar el peso) y 100 kg de alimentos. La primera noche la pasaremos en el comienzo del hielo.

    El problema ahora, aquí abajo junto al mar, es el agua de la lluvia que empapará todos nuestros equipos. Arriba, en el glaciar, todo será distinto.

    Llegar mojado a la zona fría del glaciar podría ser un problema importante. Pero, así son las expediciones y, además de los obstáculos que nosotros hemos decidido sortear, la Naturaleza nos está regalando algunas sorpresas. Hay que contar con todo eso y no ir demasiado cerca de nuestros límites. Llueve torrencialmente y hay torrenteras en todas las laderas. Hoy, ni los cazadores de focas han salido con sus barcos. Nuestras chicas están bien, aunque este estado de espera las está consumiendo.

    Se despide, el médico.


  • Jornada 1, nos ponemos en marcha.

    Aunque menos, sigue lloviendo. Ya no hay más tiempo de espera. Hay menos viento así que decidimos comenzar la expedición. Son las 7:00 en Narssaq. Desayunamos ligero y llevamos todo el material y macutos al puertecillo donde nos espera una lancha neumática. Antes de zarpar estamos ya calados.

    iceberg El ánimo está algo bajo. Nos ponemos encima una suerte de parcas, tipo esquimal, para abrigarnos lo más posible. Ir por los fiordos a 30 nudos durante 3 horas es morirte de frío. El viaje es impresionante, el mar está tranquilo y su superficie cuajada de icebergs (fragmentos de hielo de los cientos de glaciares que desembocan en cada fiordo). El piloto es un inuit gordete y rubicundo que pilota con destreza entre los trozos de hielo, lo que hace que la navegación sea bastante emocionante.

    Nuestras chicas están unidas y expectantes, aunque algo preocupadas por la meteorología adversa. Los fiordos son un laberinto de montañas de moderada altura tapizadas de praderas y matorrales bajos de tonos pardo-rojizos. No hay árboles, ni uno. Todo está deshabitado y solitario.

    A las 3 horas, como en el fin del mundo, desembarcamos en una base sueca que tiene una granja de caribúes. Nos resulta raro encontrarnos con alguien aquí, tan lejos.

    La cantidad a material a transportar es inmensa. Muy por encima de lo inicialmente calculado, sobre todo el material de rodaje necesario para hacer el reportaje. Cargados como mulos comenzamos a caminar campo a través, ascendiendo por las montañas del fondo del fiordo buscando la lengua del glaciar. El paisaje es increíble. Las chicas están muy cansadas, todos lo estamos. El terreno tiene mucha pendiente. Caminamos sobre interminables matorrales de arándanos, están deliciosos.

    Después de unas 6 horas de caminata, paramos. No para de llover de forma moderada. Todo está mojado. Es desesperante. Se pone el sol y hace mucho frío. Un expedicionario sufre una rotura muscular del cuádriceps. Le doy la "baja" y decido apartarlo de la expedición porque no puede seguir con nosotros. Cena y a dormir.

  • Jornada 3, empieza lo duro

    El glaciar es duro y engañoso. Asciende de forma escalonada desde el nivel del mar hasta los 2.000 metros.glaciar

    Sube una loma y detrás otra y después otra y así siempre. Es deprimente avanzar, parece que no se llega a ningún sitio. Es como si te estuviera tomando el pelo esta gran masa de hielo. El tiempo ha mejorado, los cielos se han abierto y hace más frío por las noches. No demasiado, unos 10 o 16 grados bajo cero. Dentro de la tienda se congela el agua y levantarse es un suplicio. Todo lo que tiene que ver con vestirse o desvestirse, hacer pis, asearse…es helador. Caminar y más caminar. Siempre caminar en este universo blanco que hoy atravesamos.

    Lo cierto es que si repasamos nuestras vidas siempre encontramos espacios en blanco. Espacios sin nada, sin referencias, sin anhelos, sin conciencia. En la distancia, resultan espacios fértiles, donde mirar sin prejuicios y donde nos hacemos más transparentes. Me dicen que el cáncer es como un espacio en blanco, que te transforma y te alumbra el camino de vuelta. Diez horas caminando cada día dan mucho para pensar, demasiado tiempo. Cenar, temblar, y a dormir.

  • Jornada 4, el universo blanco.

    El glaciar es un espacio polimorfo. Aunque todo hielo, todo distinto.glaciar 2

    Al principio pendientes estables, luego lomas y bañeras, agujeros profundos y azules y sobre todo agua. Hay ríos y lagos por todos los lados. Hace frío. Hemos avanzado tanto que ya hemos perdido las referencias. Hay blanco por todos los lados. Es muy fácil desorientarse en este amplio espacio de hielo. Sabemos que al norte quedan 2.500 kilómetros de Groenlandia de hielo. Las chicas siguen bien. Eso sí, por la noche la visita del médico para algunas curas.

  • Epílogo: El hielo fue nuestro espacio en blanco en el que cada uno escribió su relato.

    Escribir sin preguntarse para qué. La noche nos recibió oscura y con humildes galas verdes, el cielo se contoneaba: eran las auroras boreales. La noche oscura y sin luna.bandera reto polar quirónsaludbandera reto polar quirónsalud

    Amaneció con lluvia y así, los primeros días se hicieron incómodos y fastidiosos. Pasamos del mar y navegar a colinas tapizadas de colores y frutos por las que nos tocaba subir buscando el hielo. Todo era ilusión y entusiasmo. No había obstáculos para nuestras cinco campeonas. El segundo día llegamos al glaciar, blanco, frío y duro. Nos ataviamos de invierno y con los crampones en las botas comenzamos el ascenso por la superficie helada. Hielo y cada vez más hielo. Subimos una colina y luego otra y así nunca acabar. Cada vez había más blanco, hasta que nos engulló. Había montículos, grietas profundas y mucha agua por todos lados. Los días empezaron a ser iguales: frío, caminar, de comer más bien poco y cansancio que se iba acumulando poco a poco. Vosotras, siempre enteras y alegres, unidas y animosas. De salud bien, con algunos pequeños achaques que fuimos solucionando poco a poco. A veces un baile, risas y siempre dispuestas para seguir adelante. El hielo nos dio el hueco donde despertar, las horas necesarias de quietud para escuchar, el espacio vacío donde nada repara. El hielo fue nuestro espacio en blanco en el que cada uno escribió un relato. Fue una pausa y, como todo, este proyecto es un mensaje, supongo que la enfermedad fue también un espacio vacío desde el que todas vosotras despegasteis con la energía que habéis exhibido estos días de expedición. También hubo sus más y sus menos, como en cualquier trozo de vida. No faltó incertidumbre y miedo, aunque ellas no se acuerden ahora. El balance final, increíble.

    aguaagua

    Gracias por vuestra compañía y por la humildad de vuestro intenso mensaje de cómo las auroras adornan todo lo que habéis conseguido. Después del reventón: reto más que conseguido. Lorena, Micaela, Ana, Esther, Encarnación, desde Quirónsalud os damos una gran enhorabuena, se despide, vuestro médico: Alberto Francés.

    Antes de la última frase, conviene añadir un epígrafe también para agradecer a las cuatro personas que han estado en la expedición que dice así: quiero agradecer también la importante labor que han realizado nuestros guías Carmen, Curro, Francesco y Gill. Nos han guiado con tesón, con ilusión y nos han cuidado todo lo que han podido, que ha sido mucho. También agradecer a los expedicionarios que se han encargado del reportaje gráfico para poder transmitir este mensaje. Grabar en las condiciones en las que hemos estado ha sido francamente complicado y todo su trabajo tiene un mérito que sólo se conoce cuando se ha estado viviendo la expedición desde dentro. Muchas gracias a Raúl Vaquero y a Julián. Unos fenómenos de la cámara.vuelta a casavuelta a casa

    Gracias también a Eric Fratini que nos acompañó en la primera parte de la expedición hasta que, por motivo de una lesión, tuvo que ser trasladado a una base para volver al campamento de Qassiarssuk.

    Sin duda: Reto conseguido.

Páginas: 1 Página siguiente
Buscador de Cuaderno de bitácora del Reto Pelayo Vida
Sobre este blog

Quirónsalud repite, por tercer año consecutivo, como Proveedor Médico Oficial de esta iniciativa de Grupo Pelayo Vida que persigue divulgar los beneficios del trabajo en equipo, del afán de superación, de esperanza y, como no, de la práctica deportiva para superar el cáncer. Las seis expedicionarias de la edición Andes 2019 participan en una exigente expedición que incluye más de 100 kilómetros en bicicleta por el Salar de Uyuni, el desierto de sal más grande del mundo, y un ascenso al Nevado Sajama (6542 m) décimo volcán más alto del mundo y el punto más alto de Bolivia.

Perfil profesional
Archivo del blog

Error al mostrar el componente.

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

Quirónsalud no se hace responsable de los contenidos, opiniones e imágenes que aparezcan en los "blogs". En cualquier caso, si Quirónsalud es informado de que existe cualquier contenido inapropiado o ilícito, procederá a su eliminación de forma inmediata.

Los textos, artículos y contenidos de este BLOG están sujetos y protegidos por derechos de propiedad intelectual e industrial, disponiendo Quirónsalud de los permisos necesarios para la utilización de las imágenes, fotografías, textos, diseños, animaciones y demás contenido o elementos del blog. El acceso y utilización de este Blog no confiere al Visitante ningún tipo de licencia o derecho de uso o explotación alguno, por lo que el uso, reproducción, distribución, comunicación pública, transformación o cualquier otra actividad similar o análoga, queda totalmente prohibida salvo que medie expresa autorización por escrito de Quirónsalud.

Quirónsalud se reserva la facultad de retirar o suspender temporal o definitivamente, en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, el acceso al Blog y/o a los contenidos del mismo a aquellos Visitantes, internautas o usuarios de internet que incumplan lo establecido en el presente Aviso, todo ello sin perjuicio del ejercicio de las acciones contra los mismos que procedan conforme a la Ley y al Derecho.